Parásitos gastrointestinales, pequeños vampiros mortales de las vacas

Las principales causas de muerte en nuestros ganados siguen siendo las mismas desde hace cientos de años, conozca cuáles son.

Preocúpese por la salud de su ganado. HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

Muchos nos preocupamos a veces por nuevas enfermedades o plagas, por padecimientos con los que los organismos oficiales nos ponen de punta, por enfermedades que asustan hasta por el nombre que tienen, y no vemos que las principales causas de muerte en nuestros ganados siguen siendo las mismas desde hace cientos de años, agravadas hoy por la tecnología, la súper población y los malos manejos.

Las principales causas de muerte en nuestros ganados fueron, son y seguirán siendo, tanto a nivel nacional como mundial, en primer lugar las Clostridiosis (sobre todo C. sordelli y C. Chaovei), en segundo lugar los Parásitos Gastrointestinales y en tercer lugar los Hemoparásitos (Anaplasma sp., Babesia sp.).

Pero, yendo al tema propuesto, ¿por qué razón los parásitos gastrointestinales siguen siendo hoy tan o más peligrosos que en siglos pasados?

En primer lugar… por su característica de ser hematófagos, chupan y se alimentan de sangre y si bien son muy pequeños y extremadamente delgados, cuando parasitan se reproducen en forma increíble, encontrando decenas de miles de parásitos alojados en el estómago y en el intestino, decenas de miles de pequeños gusanos vaciando de sangre a nuestros pobres terneros.

En segundo lugar… por sus características de desarrollar hipobiosis, que es una especie de hibernación, cuando notan que el clima no es apto para su desarrollo, se entierran en las paredes del estómago y los intestinos, provocando grandes hemorragias al volver a salir…

En tercer lugar… por los malos manejos que hacen productores y personal de campo de los antiparasitarios, dando dosis por debajo de las adecuadas, lo que genera que los parásitos se vuelvan resistentes a las mismas, volviendo ineficaces los tratamientos. Además, muchas veces vemos que desparasitan por calendario, sin tener diagnóstico de qué parásito está actuando, en que cantidad se halla y que droga es eficaz para combatirlo.

Por último, dado su tamaño ofrecen gran dificultad para su diagnóstico, difícilmente los productores o personal de campo los aprecian cuando abren un animal muerto para ver de qué murió, son sumamente pequeños y delgados, precisando muchas veces de microscopio para apreciarlos.

Pero, ¿cómo se llaman estos parásitos tan peligrosos? Porque hay decenas de parásitos diferentes….
Fundamentalmente son tres: Haemonchus sp. (Palo de Barbero), Trichostrongyllus sp. (Pelito rojo), Ostertagia sp. o Marshalagia sp.

¿Qué recomendaciones podemos dar entonces a los productores?

Realizar controles frecuentes de parásitos en el hato, tanto cualitativo (qué parásito se encuentra) como cuantitativo (en qué cantidad), esto se hace haciendo análisis de la materia fecal. Consultar al veterinario y usar laboratorios serios.

Realizar una vez al año un Test de Eficacia Antihelmíntica, donde evaluamos qué drogas funcionan eficazmente en mi finca contra los parásitos, la que salga seleccionada (> 95% de eficacia) la usaremos todo un año cada vez que vayamos a desparasitar y luego de un año volvemos a hacer el test para ver cuál usaremos.

Utilizar los medicamentos antiparasitarios de buenas marcas y en las dosis recomendadas, nunca por debajo de la dosis, ante la duda, dar un poco más.

Desparasitar el 100% del hato cada vez que lo haga. Realizar manejos de rotación de potreros y categorías para controlar la infestación de parásitos.

Dr. Enrique Rimbaud
Decano Facultad de Ciencias
Agrarias, UCC
Presidente Fundación A.Mar.Te.
Doctor en Medicina y Tecnología
Veterinarias

...

Notas Relacionadas