Las metas de Elba Yariela

Quiere estudiar Derecho en la Farem de Carazo

HOY / Carazo

Elba Yariela Bermúdez Palacios se prepara para enfrentar una nueva etapa en su vida. Dentro de unos días concluirá sus estudios secundarios en el Instituto Público La Salle, en Diriamba; su meta es entrar a la universidad.

Esta joven el domingo 3 de diciembre lucirá con orgullo su traje nuevo, ya que será su graduación. Su sonrisa es contagiante y eso ha hecho que mucho de sus compañeros, así como el cuerpo docente, la quieran mucho.

Elba en su nacimiento sufrió un trauma craneal, lo cual le ocasionó una discapacidad motora. “Los médicos al inicio dijeron que iba a ser parapléjica y que iba a vivir postrada en una cama, pero gracias a Dios y con las terapias que fueron a tiempo ella ha logrado un gran avance. Es un milagro”, relata entre lágrimas su madre Yareyda Palacios, quien se siente orgullosa de su hija.

Por su discapacidad, Elba habla un poco pausado, también presenta problemas al caminar, dado que sufre del tendón de Aquiles. Un mal que provoca la inflamación de los músculos y huesos del tobillo, por eso a veces se le ve caminar de puntillas.

Después que esta joven de 19 años sale de clases, le dedica entre tres y cuatro horas a sus estudios. Lleva una vida casi independiente, colabora en los quehaceres de la casa, asiste sola al colegio, lava su ropa y aunque desea cocinar, su madre a veces no la deja, porque tiene miedo de que se queme.

Meta

Su promedio académico anda arriba del 70 por ciento. El hecho de haber llegado al final de sus estudios secundarios para ella es un gran logro. “Me esforcé mucho, lo más que pude, me siento bendecida, porque mi familia y los profesores me apoyan”, cuenta la muchacha, quien vive en el barrio Villa los Ángeles de Diriamba.

Su meta es estudiar la carrera de Derecho y espera realizar el examen de admisión en la Facultad Regional Multidisciplinaria (Farem) de Carazo.

“Que me apoyen con una beca sería una bendición, ya que somos de escasos recursos económicos y de esa manera creo que le ayudaría a mis padres”, expresa la joven.

Abandonar el centro donde encontró mucho amor y aceptación es difícil para esta colegiala, pero está consciente que tiene que continuar su camino para convertirse en una abogada. Matemáticas y Educación Física son las materias que más le han costado, y Estudios Sociales ha sido la menos complicada.

Aplicada
Irela Soto es la profesora guía de Elba y le imparte la clase de Convivencia y Civismo. “Ella es una estudiante que se esfuerza, hasta pareciera que no tuviese ninguna discapacidad y el ambiente que aquí hay le ha ayudado a que sea participativa, entregue tareas y copie, pero también el apoyo de sus padres ha contribuido para que siga adelante”, señala la docente.

...

Notas Relacionadas