Métodos de aprendizaje que educan al niño y joven integralmente

Los métodos de aprendizaje no deben atentar contra la imaginación y las ciencias, van siempre de la mano

Los niños tienen que aprender jugando. HOY/Foto: Francely Navarro

HOY

En su libro “El Principito” el francés Antoine de Saint-Exupéry, incluye críticas sociales dirigidas a la “pobreza” con la que los adultos ven las cosas. También reprueba el acto de quitarle al ser humano su alimento más importante durante los primeros años de existencia: la imaginación.

En el capítulo uno de esta joya literaria, un piloto comenta el origen de su profesión. Confiesa que cuando tenía 6 años, observó en un libro sobre la selva virgen, una grandiosa estampa que representaba a una serpiente boa comiéndose a una fiera.

La escena le gustó tanto que decidió dibujar a una serpiente tragándose a un elefante. Luego, enseñó su obra a las personas mayores y se decepcionó porque estas no captaron sus intenciones.

Solo avistaron un sombrero y de inmediato le sugirieron abandonar los trazos. Ya sea porque consideraron que no tenía talento o porque el dibujo era una carrera improductiva. Desde ese momento acabó su sueño de ser pintor.

“(…) Me aconsejaron abandonar el dibujo de serpientes boas (…) y poner más interés en la Geografía, la Historia, el Cálculo y la Gramática”. (Pag. 6-7)

Brenda Orozco, psicóloga clínica y guía escolar, explica que este pasaje de Exupéry muestra claramente el papel nefando que muchas veces los padres, maestros o sociedad en general protagonizan en la vida de los niños.

Para la experta, decirle a un pequeño que deje de soñar, pintar a su antojo y transformar las cosas mentalmente solo generará comportamientos oprimidos y autómatas, “los métodos cambiaron, ya no se le dice a un niño que pinte un árbol figurativamente, con tallo café y hojas verdes. No. Ahora se le deja fluir para que eleve su creatividad, aunque coloree el tallo de azul y las hojas en rojas”, refiere.

HOY/Foto: Internet

Métodos efectivos

HOY/Foto: Internet

En Nicaragua no en todos los colegios se permite que los estudiantes desde el preescolar potencien sus habilidades a través de la convivencia, la imaginación, la relación “vos a vos” con los maestros y sobre todo, con la inclusión de los padres en el plan educativo.

Para Orozco todavía hay debilidades que deben superarse. Sin embargo, admira los esfuerzos de algunos centros por implementar tácticas integrales de enseñanza, tales como el famoso método Montessori, caracterizado por desarrollar en el niño independencia, libertad con límites, respeto a la psicología natural, desarrollo físico y social.

Asegura que con el ritmo Montessori es posible dar pasos agigantados en la educación. “No significa dejar al chavalo hacer lo que quiera. Muchas personas critican este modelo por esa creencia. En definitiva se cae en un error”, indica. También refiere que pese a su funcionalidad es determinante el profesionalismo del docente, “el maestro ligado a esta metodología debe ser activo, lograr que el niño quiera escribir, leer o pintar, aunque haya dicho que no desea hacerlo. Debe estar en constante movimiento”, declara.

HOY/Foto; Francely Navarro

Otro de los métodos y por cierto el más importante hoy día es la tecnificación, o sea, la adaptación del sistema educativo al mundo del internet y los instrumentos tecnológicos. “Tenemos que ir remando sin descanso a esa dirección, donde está la computadora, el data show, esa interactividad en las clases es efectiva, hay que aprovechar”, sugiere la guía escolar.

De igual manera destaca que es producente motivar a los niños y jóvenes a través de las dinámicas y juegos al aire libre, “el maestro debe decir las palabras claves que saquen al estudiante de su aburrimiento, de su rutina, estas son: competir, jugar, premio, puntos extras, merienda, entre otras”, puntualiza.

Adiós dinosaurios

HOY/Foto: Internet

Para Brenda Orozco, uno de los retos más grandes del sistema educativo es capacitar y lograr el cambio de enseñanza en los maestros mayores y poco informados.

Según ella, estos pedagogos están acostumbrados a sentirse como eminencias y se encapsulan en ese papel a toda costa.

“La actitud de ellos es antipedagógica. Son rutinarios y aplican esas técnicas antiguas de copiar en la pizarra grandes textos, dictan lecturas inacabables, ponen las famosas planas y en el caso de las matemáticas le enseñan al estudiante a memorizar, pero no interpretar, ni usar la lógica, como es recomendable”, expone.

De igual forma, condena el castigo físico en las escuelas “me parece que es antiético, antimoral y antitodo … hay que evitarlo”, concluye.

“Nunca eduque así”
HOY/Foto: Internet

Para el psicólogo Julio Jiménez la peor manera de inculcarles a los hijos el hábito del estudio, es a través de la coerción, los regaños verbales y los golpes.

”Esto le hace creer al niño que el estudio es malo, difícil y que nunca logrará llenar las expectativas de sus tutores. Por eso, empieza a decir que no quiere ir a clases, busca excusas y se pone nervioso”, explica.

Otra de las peores maneras de motivar el aprendizaje es comparando al infante con otro. “Un error garrafal. Jamás hay que decirle a un hijo que fulanito es mejor que él con las letras o con las matemáticas. Esto atenta contra el autoestima del pequeño. Hay que demostrarle que puede hacer todo lo que se proponga, hay que decirle que puede aprender jugando”, recomienda Jiménez.

Ajedrez al rescate
Los niños tienen que aprender jugando. HOY/Foto: Francely Navarro

Según Carlos Fernando Olivas Montiel. Docente, abogado y rector de la Academia de ajedrez “Mentes insignes” en Managua, el parlamento centroamericano y el parlamento europeo ya fijaron una normativa donde se aprueba la introducción del ajedrez como materia escolar.

“En Nicaragua esa normativa está mejor aterrizada, no solo se enfoca en el artificio del ajedrez sino que potencia el desarrollo cognitivo, es un método de aprendizaje multidisciplinario”, explica.

El ajedrez es más que un deporte: “ayuda a deducir, analizar y tomar decisiones rápidas, eleva el cociente intelectual y mejora la creatividad. En los niños es vitalísimo, les ayuda a sacar todo eso que guardan dentro, los libera, es uno de los mejores métodos de aprendizaje” confirma el estudioso, quien durante las vacaciones escolares, de fin de año, estará capacitando a niños y docentes del colegio Centroamérica Unida.

“La academia ‘Mentes insignes’, situada en Villa Miguel Gutiérrez, Managua, también estará abierta al público. Hay que buscar tácticas más efectivas para aprender”, finaliza.


Fuente

Brenda Orozco, psicóloga clínica y guía escolar.

Julio Jiménez, psicólogo. Carlos Fernando Olivas Montiel. Docente y abogado. Rector de la Academia de ajedrez “Mentes insignes”.

...

Notas Relacionadas