Sueña con un día tener su propio de negocio de pintura

Al terminar la universidad

Los encargos los entrega, normalmente, dos días después que el cliente se los ha pedido. HOY/FOTO: Cortesía

HOY

A los cinco años Geymer Medina Pérez empezó a mostrar su habilidad para dibujar y pintar sobre las paredes de su hogar.

Este joven, originario de San Marcos, Carazo, no podía vivir sin retratar cualquier objeto o dibujo animado que le llamaba la atención. Su pasión era tan grande, que en muchas ocasiones plasmó sus creaciones en varios muros recién pintados.

“Como todo niño travieso solo quería que la gente mirara mis dibujos, mis padres siempre me apoyaron, no me decían nada cuando pintaba las paredes de mi casa, los pantalones o cualquier cosa que encontrara a mi paso”, comenta.

Medina manifiesta que a esa edad usaba todo tipo de pinturas porque no conocía las técnicas; sin embargo a los ocho años se le presentó la oportunidad de entrar a estudiar con un profesional y desde entonces comenzó su negocio de pintura.

Cuadros

precio de los diseños en los zapatos oscilan entre los 150 y 180 córdobas. HOY/FOTO: Cortesía

Geymer empezó a pintar y vender cuadros hace aproximadamente cuatro años. La competencia que hay en su municipio, lo llevó a manifestar su talento en otro tipo de plataformas.

“Tomé un par de zapatos de tela viejos que yo tenía y dibuje en ellos, me llevé cinco días porque tenía miedo, me resultaba incomodo, pero al final me gustaron y a la gente también, desde entonces, también dibujo sobre camisetas y gorras”, subraya.

Este joven, de 22 años, cursa el cuarto año de la carrera de Turismo y Administración Hotelera, apunta que con las ganancias que le genera este negocio se costea algunos gastos universitarios.

“Tengo el apoyo de mis padres en todo lo que me propongo, hay días en los que me va muy bien en mi negocio, y yo me pago la inscripción de la universidad, mis folletos, pasajes, comida, la verdad es que todo en está vida requiere de sacrificio y dedicación, yo me he desvelado pintando, le he puesto demasiado empeño y sé que vale la pena”, puntualiza.

Sueño
Geymer menciona que por el momento se dedica de lleno para concluir sus estudios universitarios, pero después extenderá su negocio para atender todos los encargos que gente fuera de su municipio le ha hecho.

“Yo tuve miedo en un principio, pero me esforcé y me sacrifique, es importante que todos hagamos lo mismo”, aconseja.

...

Notas Relacionadas