Faltan más exámenes forenses a tico procesado por narcotráfico

El primer examen arroja que sufre de un leve retardo mental

El acusado Cristofer Stevens Vargas Barrantes cuando fue llevado a los tribunales penales de Diriamba. HOY/Cortesía de Tania Larios

HOY / Carazo

El juicio que enfrentarán los costarricenses Gustavo Adolfo Pérez Quezada, Heyzel Vanesa Mejía Carballo, Cristofer Stevens Vargas Barrantes y la nicaragüense Roxana Nohemí Bustos Ruiz fue suspendido por segunda ocasión, porque la defensa de Vargas Barrantes no presentó todos los exámenes clínicos del Instituto de Medicina Legal.

Su abogado Marlon Sáenz comentó que “Cristofer Vargas tiene una discapacidad mental que la venimos alegando al inicio de este proceso, presentamos la documentación debidamente autenticada por cancillería y de las autoridades de Salud de Costa Rica, donde se establece que mi representado tiene una patología de epilepsia, hiperactividad, retardo mental y déficit atencional”.

Aclaró que la juez Mercedes Ramos, del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Diriamba, ya había enviado a Medicina Legal a su defendido y que en los primeros resultados se comprueba que no tiene producción de ideas, sufre de retardo mental y que no se adecua en tiempo y espacio.

“Pero como en este tipo de exámenes se requiere adentrar psicosocialmente, el forense Edgar Antonio Salinas Jiménez dijo que para hacer las conclusiones necesitaba entrevistar a un familiar y que le llevaran la documentación médica”, sostuvo el jurista.

Se espera que el juicio sea reanudado hasta el 19 de diciembre. Todos los acusados fueron capturados el pasado 31 de agosto en Diriamba y se les señala de traficar con más de 2 mil gramos de cocaína.

...

Notas Relacionadas