No saben qué harán los nicas ahora que no se renovó el TPS

Los nicaragüenses tienen hasta el 2019 para regresar a su país

TPS, Nicas, estados Unidos, gobierno, nicaragüense

El Gobierno central dijo que han buscado información sobre los nicas, pero los datos no los pueden revelar las autoridades estadounidenses. HOY / Archivo

HOY

María Ulloa es una nicaragüense beneficiaria del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y el anuncio que hizo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), de suspender la iniciativa para los nicaragüenses a partir de enero del 2019 le cayó como un balde de agua fría; sintió que su mundo, lo que ha construido con esfuerzo y trabajo durante dos décadas se derrumbaron en un segundo.

María ha decidido contar su historia, pero prefiere no mostrar su rostro. Siente que su vida ha dado un vuelco, el anuncio podría cambiar sus planes, su destino, también el de su hijo, un adolescente de 15 años, que cursa estudios avanzados y que quiere ser un profesional.

María albergaba la esperanza que el Gobierno extendería el plazo del TPS. “Estaba esperando la noticia (para la renovación) del TPS, y cuando leí la noticia en el internet me quedé en shock sin saber qué hacer”, relató.

María es originaria de El Viejo, Chinandega, llegó a Estados Unidos, en mayo de 1998, y tras la tragedia del huracán Mitch pudo aplicar al TPS, que el Gobierno de Estados Unidos otorgó a los ciudadanos de Nicaragua y Honduras como gesto humanitario, pero el plazo para los nicaragüenses ya tiene fecha de vencimiento.

Bienes

La nicaragüense dice tener una vida hecha en Estados Unidos, es madre soltera y ha logrado salir adelante con su hijo nacido en Estados Unidos. Con esfuerzo compró su casa, tiene un carro y un buen trabajo desde hace 16 años, en la ciudad de Aventura, donde trabaja en una casa.

María dice que Nicaragua es su país, pero reconoce que Estados Unidos le abrió las puertas, cree que en su país natal no podría hacer nada, no tiene profesión, no tiene casa ni un trabajo que la espere.

El DHS de Estados Unidos decidió poner fin al TPS al considerar que Nicaragua no se encuentra en las mismas condiciones de 1998; sin embargo, algunos expertos han señalado que las condiciones de empleo son difíciles y que el país no está preparado para recibir a tantos migrantes.

La mayoría de los nicaragüenses que fueron beneficiados con el TPS ya tienen sus hogares y su vida hecha en Estados Unidos, por lo que si regresan a Nicaragua representaría una ruptura familiar, han señalado los expertos.

Posición
Mientras tanto, el Gobierno de Nicaragua emitió un pronunciamiento ayer donde indican que son unos 2,500 nicas los que aún permanecen cobijados por el TPS.

Rosario Murillo, vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, manifestó que algunos de los nicaragüenses ya han normalizado su condición migratoria o incluso viven en otros países. “En ningún momento han buscado los Consulados o la Embajada de nuestro país en Washington para solicitar respaldo en relación con su situación en los Estados Unidos”, dijo Murillo.

...

Notas Relacionadas