Sujeto desmayó a golpes a pareja frente a los dos hijos

El agresor provocó lesiones en su pareja que ameritó de cirugía y los ataques le dejarán cicatriz visible y permanente en el rostro

El acusado (camiseta color rojo) fue dejado en prisión señalado de propinarle una golpiza a su pareja. HOY/Alejandro Flores

HOY

Un sujeto fue acusado de propinarle una golpiza a su pareja, a quien primero la desmayó a golpes en el rostro, después la siguió atacando cuando la víctima estaba en el suelo y le provocó lesiones que requirió de cirugía.

Ahora el procesado Kevin Joel Guerrero Parrales, de 25 años, enfrenta los cargos de femicidio en grado de frustración en perjuicio de su pareja Ednifer Mayela Velásquez Marcia, de 22.

La juez Segundo Especializada en Violencia, Aleyda Irias, admitió la acusación contra Guerrero.

Los hechos

En el 2013, sin precisar fecha y hora, Guerrero y la víctima Velásquez iniciaron una relación de pareja y esta se trasladó a residir a la casa del procesado en la colonia Colombia, en Managua.

Según la acusación, desde el principio de la relación, Guerrero le prohibió a la joven visitas de familiares y amigos, así como con los vecinos y no le permitía salir de la vivienda sin su compañía.

Entre el 2014 y octubre de 2016, el sujeto controló si la víctima visitaba a su madre sin su autorización o si llegaba tarde del trabajo y la agredía con los puños en distintas partes del cuerpo.

El 31 de octubre de 2017, a eso de las 8:00 de la noche, Guerrero ingresó a la habitación que comparte con la víctima y observó que la muchacha estaba conversando por teléfono y de inmediato le preguntó, “con quién hablás h…p…, te llamé nueve veces y no me contestastes”.

Después en presencia de los dos hijos de ambos, Guerrero empezó a gritarle a la joven y con el puño de la mano derecha le propinó un fuerte golpe en el lado izquierdo del rostro; la joven cayó al piso boca arriba; la muchacha se levantó pero casi de inmediato el sujeto le propinó otro golpe en la cara y esta cayó de nuevo al piso.

Describe la acusación, que Guerrero después le propinó golpes en el abdomen que provocó que la víctima perdiera oxígeno (le sacó el aire). Después le asestó puntapiés en el abdomen, estómago, pierna, brazos, rostro y cadera; moretones en brazo derecho, mejilla izquierda y cadera derecha.

Las lesiones sufridas por la joven requirieron intervención quirúrgica, dejarán cicatriz visibles y permanentes en el rostro y puso en peligro la vida de la víctima.

Escalada de violencia

La abogada Martina Álvarez, defensa del acusado, no hizo referencia a la admisión o no de la acusación, pero si solicitó a la juez que al procesado lo mandara a valoración psicológica al Instituto de Medicina Legal (IML), se le decrete el abandono del hogar y arresto domiciliar.

Aunque la judicial accedió a la petición de la defensa de mandar a valoración psicológica al acusado Guerrero, le negó la aplicación del arresto domiciliar y en cambio le impuso la prisión.

La juez Irias argumentó la imposición de la prisión a Guerrero porque los hechos son graves y, según la acusación, se ha presentado una escalada de violencia del procesado hacia su pareja que primero transcurrió de los actos del control y después a las agresiones verbales y físicas.

...

Notas Relacionadas