Obrero sobrevivió a fuerte corriente

Se enteró que lo buscaban al ver las noticias.

El lunes, 18 rescatistas trabajaron en labores de búsqueda en la represa por más de ocho horas, pero no encontraban el supuesto cadáver. HOY/Willih Nárvaez

A sus 34 años, Marlon Mendoza Palacios se considera un hombre precavido. Pero este domingo tomó una decisión que casi le cuesta la vida.

Después de escampar la lluvia por varios minutos en una pulpería del sector La Cruz del Paraíso, decidió cruzar la calle para dirigirse a su vivienda en el barrio 22 de Enero, Managua.

La idea de Mendoza era llegar hasta el otro extremo de la calle y saltar sobre una canaleta, pero cuando intentaba hacerlo, una corriente de agua sucia lo arrastró.

Mientras el humilde soldador buscaba con desesperación aferrarse a cualquier objeto fijo, una joven empleada de una tienda grababa el momento con su celular.

El video de 25 segundos de duración, terminó difundiéndose en los canales locales de televisión y horas después la Dirección General de Bomberos (DGB) buscaba el cuerpo de Mendoza en la represa construida en la zona.

Ese domingo, después de cuatro horas de búsqueda, los rescatistas se retiraron al oscurecer, pero al siguiente día continuaron. Pero esta vez se sumaron a la búsqueda más personas y se utilizaron dos lanchas.

Mientras dos equipos buscaban en la represa el supuesto cadáver, otros lo hacían entre la maleza que cubre la represa.

Esta imagen muestra cómo quedaron los pies del joven soldador. HOY/Cortesia

Al final de la jornada que duró ocho horas, los bomberos optaron una vez más por retirarse.
En ese momento las autoridades no tenían reportadas personas desaparecidas y la única información creíble sobre el hecho era el video.

SE COMUNICÓ

Ayer Mendoza fue ubicado por las autoridades. Al hombre de 34 años lo encontraron porque este mismo se encargó de informar que estaba bien.

Según Mendoza, en los noticieros observó el video y al percatarse que era él, decidió comunicarse para que cesaran la búsqueda.

Vía telefónica Mendoza dijo que sobrevivió de milagro. Explicó que las corrientes lo arrastraron hasta la presa y una vez que estaba en aguas calmas, nadó hasta la orilla y subió por entre la maleza.

Como la represa no está lejos del barrio donde vive, caminó hasta su vivienda. Al llegar al inmueble le curaron heridas, que quedaron visibles en la oreja, pecho, pies y el rostro.

CON POMADAS

Pese a que sufrió golpes, Marlon Mendoza Palacios manifestó que aún no ha visitado un centro hospitalario.

Según el obrero, la noche del domingo tuvo dificultades para dormir por los dolores, pero se aplicó pomadas.
Indicó que está bien de salud y ayer fue a laborar como de costumbre.

Para curar sus heridas, Marlon Mendoza utiliza pomadas para evitar infecciones. HOY/Cortesia

Como su trabajo es supervisar, se ubica en zonas techadas o con sombra para no perjudicar su salud. Mendoza indicó que jamás imaginó que sobreviviría a una experiencia de ese tipo.

Aseguró que es una persona precavida y que decidió cruzar la calle porque no observó ningún peligro. Minutos antes que lo arrastrara la corriente, veía un juego de beisbol en un predio de La Cruz del Paraíso.

El sobreviviente es padre de tres hijos y habita en el barrio 22 de Enero, en el Distrito Cinco en Managua.

Save

...

Notas Relacionadas