Comerciantes de Masaya solicitan el servicio de agua potable

Los más afectados son los que venden carnes y perecederos por lo que tienen que comprar el vital líquido

En el mercado municipal de Masaya el servicio de agua potable es irregular, según algunos comerciantes consultados. HOY/Noel Amílcar Gallegos

HOY / Masaya

Cada tres días llega el agua al mercado municipal Ernesto Fernández de Masaya, lo cual mete en apuros a algunos comerciantes. Los más afectados son los que venden carnes y perecederos por lo que tienen que comprar el vital líquido.

Los vendedores esperan que la dirección del centro de compras gestione el abastecimiento con las autoridades correspondientes.

“Si no nos viene el agua con regularidad, no se puede vivir bonito como dicen. En las facturas nos salen cobrando más de 250 córdobas mensuales y cuando viene el agua tenemos que estar pendientes porque a veces viene en la tarde o en la noche que no hay nadie para recogerla”, expuso

Mercedes Martínez quien se dedica a la venta de carne.
Indicó que el agua la necesitan con regularidad para lavar el tramo, los utensilios y la sangre que sale de la carne.

“Y como no nos llega a diario tenemos que ir a comprar la pichinga a unos muchachos que pasan por aquí o traerla desde mi casa”, dijo Mercedes.

El sector de las carnes es el más afectado por la falta de agua potable. HOY/Noel Amílcar Gallegos
El sector de las carnes es el más afectado por la falta de agua potable. HOY/Noel Amílcar Gallegos

Pescados

Doña Natalia Flores, quien vende pescado, manifestó que necesitan echarle agua a este producto para mantenerlo fresco.

“Para despachar los pescados debemos de lavarlos primero porque a la gente no se los vamos a dar sucios, sin embargo los recibos (del agua potable) vienen puntuales. Yo mantengo un barril con agua porque tenemos que dejar bien limpio el local porque de lo contrario queda el mal olor.

Muchos compañeros tienen que comprar la pichinga de agua a 8 o 10 córdobas cada una”, añadió Flores.

Se intentó conocer la versión sobre esta problemática con la dirección de este mercado y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (Enacal), pero en ambos casos no nos atendieron.

EN VERANO ES PEOR
Doña Elizabeth Mayorga, quien trabaja en una comidería, comentó que este desabastecimiento se da desde hace tiempo y que en verano la situación es más difícil.

“Mucho más en una comidería que se tiene que utilizar el agua a diario para cocinar, para lavar las verduras, las carnes y demás complementos. Sería bueno que nos llegara al agua aunque sea una día de por medio”, agregó Mayorga.

...

Notas Relacionadas