Continúa misterio en asesinato de colegiala

No han detenido a ningún sospechoso

Esta foto le fue tomada a Ana Carolina Granera como recuerdo de su futura graduación. HOY/Cortesía

HOY/Carazo

La Policía Nacional hasta el momento no se ha pronunciado sobre la muerte de Ana Carolina Granera García, de 18 años, quien falleció de una hemorragia cerebral, a causa de un trauma craneoencefálico, asfixia y estrangulación.

La comisionada Xiomara Urbina, encargada del área de Auxilio Judicial de la Policía de Carazo, dijo que no estaba autorizada a brindar entrevistas y que le correspondía a la institución a nivel central pronunciarse, pero aseguró que seguían trabajando en el caso.

Un hermano de la víctima comentó que agentes policiales andan investigando al conductor de una mototaxi, quien se presume sea el novio de la fallecida.

La joven desapareció el pasado sábado, luego que salió de su casa en un barrio de San Marcos y se dirigía al Instituto Manuel Hernández en Jinotepe, pero nunca llegó a su destino.

Fue hasta el día siguiente que encontraron su cadáver flotando en las aguas del balneario de Casares, Diriamba.

Enterrada en la madrugada

El hermano de la fallecida explicó que un joven que vive por su casa, quien estuvo en la vela y entierro de su hermana, fue interrogado por los oficiales, pero no fue detenido.

Ana fue velada en el barrio María Auxiliadora en San Marcos, Carazo, de donde era originaria y fue enterrada la madrugada de este martes (por el estado de descomposición) en el cementerio municipal.

Cuando fue encontrado su cadáver se creía que la joven se había ahogado, pero cuando su cuerpo fue revisado en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Managua, se determinó que hubo mano criminal en su muerte.

En caponera

“La chavala era tranquila, no era vaga y cuidaba los niños de su hermana, nunca nos imaginamos eso y la verdad sorprende”, dijo el señor Héctor Ponce, vecino de la familia de Ana.

Pamela Narváez tampoco creía la muerte de su vecina, “era una muchacha que solo de la escuela a su casa y lo que le hicieron esperamos que no se quede así. No era vaga y solo salía a dejar a sus sobrinos al proyecto”.

Narváez aseguró haber visto en diferentes ocasiones a una caponera verde llegar hasta la esquina de su casa a dejar a Ana, pero no dio las características del conductor.

Se visitó el Instituto Manuel Hernández de Jinotepe, donde estudió la ahora occisa, pero no se pudo obtener ningún tipo de información. Extraoficialmente se conoció que el sábado, que no asistió a clases, también faltaron tres de sus compañeros.

...

Notas Relacionadas