Desconocidos asesinan a balazos a cuatro personas en Waslala

Los desconocidos obligaron a las víctimas aque salieran de una vivienda para ejecutarlos

Esta es la casa donde fueron asesinados las cuatro personas. HOY/Cortesía

HOY

Tres hombres desconocidos asesinaron a balazos la noche del sábado a Guillermina Jarquín Ortega, de 51 años, Santos María Jarquín Urbina, de 38, y Melkin García González, de 21, y Valerio Chavarría Navarrete, de 35. El hecho ocurrió en la comunidad El Varillal, 19 kilómetros al norte de Waslala, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Los desconocidos llegaron armados a la casa de Jarquín Ortega, donde además estaban Eustaquio Jarquín, de 92 años y las niñas identificadas por las iniciales O.J.E.R. y T.L.R., de 13 y ocho años, respectivamente.

Según una fuente vinculada con las indagaciones del crimen, uno de los desconocidos gritó: “Van todos para afuera”. Sin embargo, al ver a la mayor de las niñas agregó: “Solo este viejito que se quede y vos muchacha andate para adentro”.

Posteriormente, los sujetos obligaron a las otras cuatro personas a que salieran de la vivienda y a pocos metros las ejecutaron a balazos. De inmediato, huyeron con dirección incierta.

Agentes policiales de Waslala y Matagalpa, así como efectivos del Sexto Comando Militar Regional del Ejército, de forma combinada ejecutaron este domingo un operativo de búsqueda y captura de los asesinos.

Rencillas

Una de las hipótesis que trabajaban los investigadores es que el múltiple crimen pudo ser motivado por rencillas entre la familia de Jarquín Ortega y otra familia residente de Kusulí, a cuatro kilómetros de El Varillal.

Según registros policiales y judiciales, el 1 de abril de 2016, en El Varillal, fue asesinado Francisco García Castillo, presuntamente por los hermanos Marlon y Nelson Rizo Jarquín, por lo que un hombre, identificado entonces como Denis García Reyes, habría ido a buscar a los dos últimos para vengarse en Kusulí, donde mató a Melkin Rizo Jarquín.

Los hermanos Rizo fueron procesados en Matagalpa y el juez Bernardo Morales consideró que en el caso concurrieron las circunstancias de la legítima defensa, por lo que el pasado 30 de agosto los condenó a seis meses de prisión y 50 días multa, por tenencia ilegal de armas de fuego.

...

Notas Relacionadas