Nate: una tormenta que dejó destrucción en Nicaragua

La tormenta dejó muertos, desaparecidos y daños materiales en el país.

 HOY

Once muertos es la cifra preliminar que dejó a su paso por Nicaragua la tormenta tropical Nate, además de siete personas desaparecidas y daños en infraestructura, dieron a conocer autoridades del Gobierno.

11 departamentos afectados, 31 municipios, 477 barrios o comunidades con distintos niveles de afectación, 2,880 familias que son más de 10 mil personas afectadas y 2,764 personas se autoevacuaron a casas solidarias reportó el Gobierno.

Ayer en horas de la tarde en Estelí fallecieron tres personas y tres resultaron lesionados en un accidente cuando un camión con trabajadores del Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) fue arrastrado por una corriente de agua, según la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral (CSE), Rosario Murillo.

En la comunidad La Tortuga, en San Juan del Sur, una mujer de 30 años identificada como Sobeida Alemán Ortiz murió después que su vivienda fuera arrastrada por las corrientes, su esposo y su hijo fueron rescatados momentos después de la tragedia.

También indicó que según el Sistema para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), se presentan afectaciones en once departamentos del país.

Chontales

Las fuertes lluvias imposibilitaron que las autoridades dieran con los cuerpos. HOY/Foto: Juan Tijerino

El tiempo no está colaborando con las autoridades en la búsqueda de los cuerpos de Rosa Matamoros, directora del centro de salud del municipio de Santo Domingo, Adamarys Sequeira y Paul Sequeira Urbina, funcionarios del Ministerio de Salud (Minsa) que desaparecieron la tarde del miércoles al caer el vehículo en el que viajaban en un cauce de Juigalpa, Chontales.

En la zona ha llovido tanto en las últimas horas, que ubicarlos sería cuestión de suerte, pese a que hay una cantidad considerable de rescatistas y voluntarios buscándolos.

En el rastreo se unieron familiares de los desaparecidos y las autoridades correspondientes. HOY/Foto: Juan Tijerino.

Una brigada del Minsa buscó a sus compañeros en un sector conocido como El Encuentro. En este sitio, convergen las aguas de los ríos Mayales y Chinchilina. En teoría, por ser un área amplia y llena de árboles, se presumía que podrían estar en este sitio. Pero luego de buscarlos por horas optaron por retirarse.

Otro grupo conformado por amigos y familiares de Paul Sequeira Urbina, el conductor del vehículo que cayó al cauce en el puente Los Campos, se encargó de buscar en el sector de El Jicaral, río Mayales, y el resultado fue el mismo.

En tanto, efectivos del Ejército de Nicaragua y la Dirección General de Bomberos rastrearon las zonas aledañas al cauce ubicado en el barrio Héctor Ugarte Dos y El Níspero. Por este sector atraviesa la corriente proveniente del puente Los Campos, lugar de origen de la posible tragedia.
Al cierre de esta nota, permanecían en la zona. Se conoció que tenían orientaciones de permanecer el tiempo necesario.

Hospitalizada

Se conoció que Neysi Isaura Flores, de 24 años, quien logró salir a tiempo del vehículo y fue rescatada por pobladores, permanece internada en un centro hospitalario de esa ciudad. Sonia Castro, la titular del Minsa, manifestó que Flores se recupera satisfactoriamente aunque aún estaba un poco consternada por lo ocurrido.

Rosa Guevara Sequeira, hermana de Adamarys Sequeira, una de las desaparecidas, indicó que las autoridades aún no le han explicado qué ocurrió.

Masachapa

Muchas familias fueron evacuadas debido a la crecida del río Masachapa. HOY/Foto: Oscar Navarrete.

Desde la noche de este miércoles, las familias que habitan a la par del malecón de Masachapa estuvieron en zozobra debido al desborde del río con el mismo nombre, el cual amenazaba con arrastrar sus viviendas.

Eso es lo que cuenta Ligia Mendoza, quien calculó que la lluvia inició alrededor de las 10:00 de la noche. En su caso, el agua entró a la cocina de la humilde vivienda, quedando con mucho lodo.

 

A pesar de que Mendoza sabe que está expuesta al riesgo, al igual que más de una docena de casas que también fueron afectadas por la crecida del río Masachapa con desprendimiento de aceras, caída de árboles y anegaciones, aseguró que no se irá de su casa.

El caudal arrasó con todo a su paso. Hoy/Foto: Oscar Navarrete

Otra de las afectadas fue Miriam Gutiérrez, quien llorando mostró cómo quedó su vivienda: lodo por todos lados, enseres mojados y sin una parte del techo de la vivienda. Solicitó apoyo de las autoridades.

Foto: Oscar Navarrete

Por su parte, Tania Rosales, secretaria política municipal de San Rafael del Sur, explicó que desde la noche de este miércoles hicieron la evacuación de 38 personas que habitaban en la zona conocida como El Aserrillo, en la parte alta del río, quienes estaban expuestos, debido a que este se desbordó como consecuencias de las intensas lluvias que han azotado el país.

Esta es la situación más tensa que han tenido en esa zona, dijo Rosales. Tal es el caso del impacto de la fuerza de las corrientes que dejaron semidestruido el malecón con postes de luz que rodaban sobre las aceras, suelos socavados de las viviendas vecinas y la tensión que de seguir lloviendo, uno de los puentes cercanos al mar podría ceder.

El Marañonal

Muchas familias perdieron todos sus enseres y temen una epidemia. HOY/Foto: Priscila Gómez.

Mientras tanto, en la comunidad El Marañonal, ubicada en el kilómetro 17.5 de la carretera hacia la laguna de Xiloá, unas 58 viviendas resultaron inundadas. Las calles de tierra parecían ríos.

“Todo lo que yo tenía se perdió en un momento, todo lo (obtenido) en tanto tiempo se perdió, pero nosotros estábamos a la expectativa de lo que iba a pasar porque ya había anunciado que venía la tormenta tropical, yo no me fui a dormir porque si no, me voy a ahogar y al ratito pues yo miré que iba la cama en el aire, el tanque de gas, la refrigeradora, todo se perdió y sinceramente las letrinas se rebalsaron y hay heces por todos lados y en fin estamos a la expectativa de la ayuda del Gobierno”, expresó Juan Pablo Mendieta, habitante de El Marañonal.

Se autoevacúan

Algunos habitantes donde el agua no se introdujo a sus casas decidieron evacuar sus pertenencias en vehículos para evitar que se dañen.

La mayoría de los habitantes en El Marañonal perdieron sus enseres y temen un brote de enfermedades producto de las aguas contaminadas que se encuentran empozadas en el sector.

En dicha comunidad no existe el servicio de agua potable y los habitantes se abastecen por medio de una pipa que llega dos veces a la semana, pero temen que en estos días no puedan tener el vital líquido debido al mal estado de las calles.

Hasta en horas del mediodía de ayer jueves, los habitantes afirmaron que no habían recibido ningún tipo de ayuda de parte de ninguna autoridad gubernamental.

“Hemos solicitado a las autoridades correspondientes que nos ayuden, la gente no halla para dónde agarrar esperando respuesta y necesitamos que den respuesta porque el agua está llegando hasta la cintura y todos sus artículos de hogares que han tenido ya están inservibles, las criaturas están próximas a una epidemia porque todas las letrinas están en el aire”, expresó Johana del Socorro Alegría.

Por su parte, el teniente Moisés Tijerino, de la Dirección General de Bomberos (DGB) de Ciudad Sandino, mencionó que la zona más afectada fue El Marañonal, donde se reportaron 101 personas adultas afectadas por las lluvias y 46 niños.

Según el teniente Tijerino, las familias afectadas de El Marañonal fueron trasladadas a un colegio cercano que sirve de albergue mientras la situación se normaliza.

También mencionó que en el barrio Carolina Calero, ubicado en la zona Cinco del municipio de Ciudad Sandino, se reportaron varias viviendas en riesgo de inundación.

El miércoles el Gobierno Central decretó alerta amarilla para todo el territorio nacional debido a la llegada de la tormenta tropical número 16. Ayer jueves las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) suspendieron las clases en preescolar, primaria y secundaria a nivel nacional hasta nuevo aviso.

También el Consejo Nacional de Universidades (CNU) informó que las clases también fueron suspendidas y se reanudarán el próximo lunes.

En Granada

Inundaciones severas en algunas calles de acceso a la ciudad de Granada, así como en algunos tramos de la vía, Nandaime-Granada, ocasionaron este jueves atrasos en el tráfico.

Las comunidades aledañas al empalme de Nandaime, quedaron atrapadas por las fuertes corrientes que anegaron los caminos y la carretera. La zona de Monte Verde, El Guanacaste, Poste Rojo, La Escoba, Caña de Castilla y otros caseríos, fueron afectados por la fuerte corriente, pero además se pudo constatar la caída de por lo menos cinco árboles.

Luz Cordonero, habitante de Malacatoya, expresó vía telefónica que ayer había 30 casas inundadas en la comunidad Tepalón y que las comunidades El Porvenir y El Tabacal están incomunicadas. Cordonero dijo que toda la zona de Malacatoya está sin energía eléctrica.

En Masaya, las corrientes y las charcas que se formaron en la terminal de buses del mercado municipal Ernesto Fernández, afectaron el comercio, porque la vía se tornó intransitable, y los compradores no llegaron.

Con información de los corresponsales Noel Amílcar Gallegos y Lucía Vargas

...

Notas Relacionadas