Atados al pasado, ¿qué tan sano es mantener relaciones sexuales con el/la ex?

A veces es difícil decir adiós, más cuando se trata de las relaciones amorosas. Por eso algunas personas, siguen teniendo contacto con el/la ex

HOY
A veces es difícil decir adiós, más cuando se trata de las relaciones amorosas. Por eso algunas personas, basadas en su madurez, consideran que seguir teniendo contacto con el/la ex no les afectará del todo, pueden hasta continuar con una amistad.

Pero hay quienes se atreven a más, y vuelven a vivir momentos de intimidad sexual con esa persona, y “sin querer queriendo” caen en redes de confusión que pudieron evitar con tiempo.

El psicólogo clínico Julio Jiménez expresa que sí se puede entablar una relación de amistad con una expareja, pero solo si ambos están completamente seguros que solo es eso, una simple amistad.

“Después de terminar una relación se supone que lo mejor es alejarse uno del otro, pero todo dependerá en qué términos concluyó la relación y las pretensiones de cada quien, eso dictará si se puede ser amigo de un ex y dependerá también de la madurez de ambas personas. Porque si uno de los dos tiene esperanzas de volver, tocará identificar si esas intenciones son buenas”, indica el psicólogo.

Agrega el especialista que es importante que ambos tengan claras las cosas, para no enredarse la vida en temas sentimentales y no tener más drama.

En un artículo publicado en una página web titulado “Razones por las que no hay que tener sexo con el ex”, revela que no es nada sano mantener contacto con el ex, más si se tuvo una relación tóxica.

“Es una persona que no te aporta nada positivo sino que, más bien, te hunde en un mar de problemas. Un caso particularmente grave, en el marco de las relaciones tóxicas, es aquel en el que ha habido algún tipo de abuso”, menciona el artículo.

Claro está que si la relación amorosa quedó en buenos términos, esa persona podría seguir dando a su vida cosas positivas.

El problema es confundir todo con sexo, o ser amigos con derecho.
Sexo enredado

“Quedar como amigos con derechos es un juego peligroso, porque la relación carnal implica que puede haber un sentimiento de parte de uno de los dos, o ambos, y aunque uno lo puede manejar bien, el otro puede estarse engañando. Con esto el tipo de afectación es que lastimamos y salimos lastimados”, insiste el psicólogo.

Otro artículo titulado “Es bueno seguir siendo amigo del ex”, menciona que las personas que luego de una ruptura amorosa continúan en contacto con sus exparejas, y más aún continúan teniendo relaciones sexuales, tienen más dificultades para seguir adelante con su vida y encontrar a otra persona que no las lastime y las trate como merecen.

Y si usted o la otra persona tiene a alguien más, una nueva pareja, entonces la carga de problemas es peor, porque se dañan los ex y los nuevos novios también.

El psicólogo Julio Jiménez expresa que hay personas que tienen problemas cerrando ciclos o etapas con otras personas, y que por lo general suceden cuando hay algún tipo de atadura, sentimental, sexual o simple codependencia.

“A estas personas les cuesta pasar al siguiente nivel… Enfermedades psicológicas pueden haber en relación con esas personas, como la codependencia; es por eso que es importante averiguar en nosotros mismos por qué no podemos cerrar ciertos ciclos… La codependencia puede dificultar nuestros procesos de dolor, de luto y sanación por la ruptura amorosa”, dice el psicólogo.

En conclusión, mantener contacto o relaciones sexuales con la expareja es una decisión propia que tiene riesgos y puede ocasionar conflictos, pero que también puede ser una gran fuente de riqueza y felicidad, aunque no lo sea desde el mismo lugar que lo ha sido antes. Pero ante todo eso, lo mejor es buscar la madurez para saber actuar y no dañar a nadie ni salir dañado.

“A las parejas les digo que si están seguros de la decisión que tomaron de separarse, entonces tras la ruptura lo mejor es alejarse completamente porque por algo se decidió no seguir siendo pareja. Lo mejor es avanzar al siguiente nivel de la vida, sin esa persona”, finaliza Jiménez.

La lista

Evite volver a hablar con parejas violentas o abusivas.

Los exnovios enamorados son un peligro, suelen hostigar. Los exnovios con nuevas parejas, es mejor tenerlos lejos, puede ocasionarle problemas con su nuevo amor.

Parejas adictivas o codependientes ocasionan caos y quitan paciencia y tranquilidad.

Es mejor estar lejos de esos ex que buscan volver porque “se equivocaron” (pero se han equivocado millones de veces y se les ha dado muchísimas oportunidades) y usted ya está sanando todo el dolor que le causó.

¿Vale la pena tener una relación de Amigos con derecho? Quizás no.

...

Notas Relacionadas