Robaban a repartidores de productos en pulperías de Managua

Entre el 26 de agosto y el 18 de septiembre de 2017, los sujetos cometieron cuatro robos a camiones repartidores

Juan Pablo Jarquín y Freddy Rafael Gutiérrez Gutiérrez, fueron acusados de robo agravado y crimen organizado en perjuicio de cuatro personas trabajadores de diferentes empresas distribuidoras de productos./ FOTO: Cortesía de La Prensa

HOY

Eran el azote de los distribuidores de productos varios en pulperías del barrio San Judas de Managua, según la acusación del Ministerio Público.

Se trata de los acusados Juan Pablo Jarquín y Freddy Rafael Gutiérrez Gutiérrez, quienes supuestamente abordo de una moto y con pistola en mano, atracaban a los vendedores de productos y los despojaban del dinero de la venta del día y de sus celulares.

El martes el juez Carlos Solís, titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua los envió a juicio después de escuchar los abundantes elementos de prueba presentados por la fiscal Blanca Calero, de la Unidad especializada contra el Crimen Organizado del Ministerio Público.

Entre los elementos de prueba están testificales de pulperas del barrio San Judas que vieron cuando las cuatro víctimas de empresas diferentes fueron víctimas del robo presuntamente realizado por los procesados, actas de reconocimiento fotográfico, facturas de las empresas perjudicadas, entre otros.

La Policía les venía dando seguimiento desde agosto de 2017, según acusación del Ministerio Público.

Entre el 26 de agosto y el 18 de septiembre de 2017, los sujetos cometieron los cuatro robos a camiones repartidores de distintas empresas de la capital.

La primera víctima fue Douglas Zepeda Hernández conductor de la empresa Dinat Nicaragua, que distribuye productos varios en pulperías de Managua. A este lo despojaron de C$ 4000 y un celular valorado en U$ 100.

La segunda víctima fue David Herrera Castillo, vendedor de la empresa DASA, distribuidora de avena y cereales, a quien le robaron C$ 3500, mientras que la tercera víctima fue Luis Luna Barrera, de la Industria San Francisco, a quién le robaron 4,220 córdobas y un celular valorado en U$ 200.

La cuarta víctima fue Héctor López Fuentes a quien le quitaron 480 córdobas.

Atracaban cuando salían de las pulperías

Todos los robos fueron cometidos cuando las víctimas salían de entregar el producto en las pulperías o bien estaban en las ventanillas de las ventas recibiendo el pago de los productos.

El abogado Orlando Escobar, defensa de Jarquín, solicitó en audiencia preliminar al juez que rechazara la acusación porque no era clara; dijo que a su cliente le imputan que manejaba moto, pero este no sabe conducir y pidió que lo mandaran a Tránsito para corroborar lo dicho.

También dijo que al acusado no le ocuparon armas de fuego. El martes en audiencia inicial también se opuso a la admisión de los elementos de pruebas.

Crimen organizado

Según acusación del Ministerio Público los procesados Juan Pablo Jarquín y Freddy Rafael Gutiérrez Gutiérrez, están siendo acudados de crimen organizado porque se distribuían funciones entre sí como conductor y copiloto para asaltar a los repartidores de productos varios en las pulperías para obtener un beneficio económico.

Además, utilizaban armas de fuego para intimidar a las víctimas a quienes supuestamente amenazaban diciendo que si los volvían a ver les dispararían.

También porque planeaban sus atracos con antelación. Ya tenían estudiadas las rutas de los distribuidores de productos.

Las defensas alegaron que no había crimen organizado, que solo era un presunto robo, pero la Fiscalía dijo que cumplía todos los requisitos de ley. La pena por crimen organizado puede andar entre cinco y siete años de cárcel, según agravantes que encuentre el judicial.

...

Notas Relacionadas