Familia de joven que fue asaltada y baleada espera un milagro

Acusado fue enviado a juicio y espera que joven se recupera para que llegue al juicio y diga que él no la atacó

HOY

Mario Tórrez, padre de la joven Carolina Raquel Tórrez Amador, quien fue despojada de un celular y después baleada por un delincuente, espera un milagro de Dios, para que su hija se recupere y esté al lado de sus dos hijos, un niño de 6 años de edad y otro de un mes de nacido.

La víctima Carolina Raquel Tórrez Amador. HOY/Archivo

El progenitor de la joven de 25 años de edad, pide que se haga justicia en el caso de su hija, quien todavía está postrada en una cama de un hospital en estado crítico y recomienda a los jóvenes, a las madres y ciudadanía, que cuando anden en las calles no porten el celular en la mano o en las bolsas, para que no les pase lo de su hija.

Tórrez manifestó que el acusado Leyser Enrique Palma Urbina está pidiendo que su hija llegue a juicio, porque este sujeto sabe cómo la dejó y que su hija no va a llegar a los Juzgados, porque está grave en un hospital.

“A él (Leyser Palma) lo acusan las pruebas, lo acusan los hechos”, dijo el padre de la víctima.

“Las madres salen con sus teléfonos, yo les digo que miren el caso de mi hija, para que tengan más precaución y cuando vayan a salir, ese teléfono lo dejen en la casa; mi hija está entre la vida y la muerte por andar ese teléfono en la bolsa”, reflexionó el padre de Carolina Raquel.

El acusado Leyser Palma aseguró que no asaltó ni baleó a la joven Carolina Tórrez. HOY/Alejandro Flores

Dos testigos

Moisés Ariel Moreno López, esposo de la víctima, dijo a los medios de comunicación que tienen testigos que observaron los hechos y al acusado.

Manifestó que su esposa todavía está delicada de salud. “Esperamos en Dios que ella se recupere totalmente, para que dé su declaración, porque la declaración de ella es la que está esperando (la Policía)”.

Expresó que el niño de seis años pregunta por su madre y al bebé de un mes de nacido le hace falta el calor de su madre.

“Los doctores nos dicen que está delicada todavía, pero nosotros le miramos una mejoría porque ella está reaccionando, ella escribe. Lamentablemente ella tiene el tubo en la boca (ventilador artificial)”, dijo Moisés, quien reconoció que la atención de los médicos ha sido excelente hacia su esposa.

Mantienen prisión a procesado

El juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia, Abelardo Alvir Ramos, ayer le mantuvo la prisión preventiva al acusado Leyser Enrique Palma Urbina, de 27 años, y lo mandó a juicio.

A Palma lo acusan de balear y despojar de un celular valorado en 12 mil córdobas, a Carolina Tórrez, que caminaba en la vía pública el pasado 22 septiembre en el barrio La Fuente, Managua.

La Fiscalía lo acusa de los delitos de robo con intimidación, homicidio frustrado y portación ilegal de armas de fuego.

El acusado insistió ante los medios de comunicación que a la hora de los hechos, él estaba cortándose el pelo, y espera que la víctima se recupere para que en juicio exprese que él no es la persona que la asaltó y baleó.

Save

...

Notas Relacionadas