Enseñanza básica para los hijos: aprender a utilizar el dinero

Como aprendizaje básico, enséñele a sus hijos a manejar dinero. Estos son los siete puntos para no perder el camino hacia la independencia financiera

HOY
Como padres soñamos con ver a nuestros hijos como grandes seres humanos, personas de éxito y quienes puedan sustentar con trabajo y dinero todo lo que la vida les exija. Por eso se dice que la educación económica está entre las enseñanzas básicas en la familia.

Desde temprana edad los padres deben trabajar en conjunto en siete puntos básicos que les ayudarán a no perder el camino hacia la independencia financiera cuando sean adultos.

Primero, los hijos deben recibir de sus progenitores una sólida educación financiera. Igual que los idiomas o la informática, enséñeles a comprender el mundo del dinero y a utilizar los mecanismos de las inversiones como una gran ventaja para el futuro.

Segundo, la primera vez que un niño tiene contacto con el dinero es porque un adulto se lo ha regalado. Por lo tanto el menor lo guarda o lo gasta. Rápidamente se dará cuenta que con dinero podrá adquirir juguetes.

Se debe explicar el porqué todo gira en relación al dinero. Si no le pregunta, hágalo como parte de su educación.

Tercero, cuando su hijo tenga 8 años de edad, es momento de definir los términos de dinero, inversiones, ahorro con sus ventajas y desventajas. A esa edad suman y restan, por eso comprenderán de lo que habla. Tiene que dejar que ellos los acompañen (a papá y mamá) a realizar las compras del hogar y como ejercicio deje que paguen de vez en cuando, para que miren la responsabilidad de las compras.

Ahorrar es el inicio del patrimonio futuro, es por eso que lo hemos elegido como cuarto punto. Uno de los primeros regalos que hay que hacer es un chancho de barro donde empiece a ahorrar. Tiene que conocer el valor y el uso que le damos al dinero.

Cuando son pequeños, el concepto a subrayar es la acumulación, y si se acaba hay que poner en marcha el ingenio para conseguir más.

Toda la familia debería acompañarle al momento de rotura del cerdito y depósito en cuenta. La apertura de la cuenta bancaria debe ser un día de fiesta. Ahorrar es bueno, eso se quedará grabado en su mente.

Enséñeles a valorar
Cuarto punto: La paga semanal es una entrega económica voluntaria que tienen los padres con los hijos. Marca el inicio del camino hacia la independencia económica. Su finalidad es dar a conocer el valor de las cosas, aprender sobre consumo y ahorro. La cantidad varía en base a la capacidad económica de la familia. Hablar con los padres de los otros amigos de tus hijos puede servir para valorar la paga media a entregar.

Como quinto punto, hemos elegido el valor del trabajo. Se le enseña a valorar el dinero, pero quizás no el trabajo. Fomente pequeños trabajos en casa, aparte de las responsabilidades comunes que tiene en el hogar.

Normalmente los padres entregan cierta cantidad de dinero semana o por día para sus gastos en el colegio, entonces fomente el valor de lo que le da junto con lo del valor del trabajo. Todo debe ir de la mano. Porque al final usted como padre le está entregando dinero que ha ganado trabajando, eso lo debe saber y valorar su hijo.

A veces es bueno llevar a los hijos al trabajo para que miren lo que cuesta trabajar, y la importancia de conservar ese trabajo para ganar dinero.

Es válido quitar mensualidades a los hijos como forma de castigo por no haber cumplido con alguna regla. Así sabrá que no se lo merece todo y que el dinero se gana también con buenas acciones.

El concepto de gasto no aparece hasta los 13 años y es un instrumento educativo a tener en cuenta por los padres. De su control de gastos derivará su crédito futuro. Tu labor de padre requiere controlar esta faceta de la educación de tu hijo.

En sexto lugar, desde los 14 años, la palabra invertir y todos sus derivados debe formar parte del glosario de términos de tus hijos. Es el momento de aprender que el dinero genera dinero si se sabe hacer. Un niño educado en finanzas puede ser un genio de las mismas en el futuro.

Inicie con algunos negocios personales del niño, por ejemplo, venta de galletas, dulces u otras cosas que le generen ganancias a partir de la inversión de su primer capital que ya había ahorrado.

Por último como número siete, es importante que usted como padre tenga presente que después de los 18 años, su hijo no debería recibir dinero extra de su parte, es decir, hágase cargo de los gastos universitarios, pero comprométalo también a él. Insista en la importancia de un trabajo medio tiempo sin dejar a un lado los estudios. Ponga límites en sus gastos con él y hágalo partícipe de la revisión de cuentas, esto servirá como examen financiero final.

Puntos válidos

Dentro de la educación financiera también es importante enseñar a pagar lo que se debe. Ser responsables como un préstamo y siempre dar la cara en estos casos.

También enseñe a reconocer la importancia de los créditos bancarios, pero lo peligroso que pueden llegar a ser con un desorden financiero personal. Las prioridades son las prioridades. Muestre cómo es más importante luchar por la construcción de una casa, antes que un vehículo. Una casa adquiere más valor con los años y un vehículo no, se devalúa con el tiempo. Entre las prioridades, que es mejor pagar un arancel de la universidad o el colegio, que comprar un juguete o un celular.

Enseñe que es mejor cocinar en casa, que buscar comida en la calle. Esa es una mala costumbre que solo hace perder dinero. No quiere decir que no lo harán del todo, solo que semanalmente no se puede estar gastando en comida de la calle.

...

Notas Relacionadas