Continúa travesía judicial de “Furia y Toro”

Reprograman juicio por balear a dos hermanos en Jinotepe

Para el 10 de octubre se reprogramó el juicio que enfrenta Herlio José Jarquín Cortez, alias “Furia y Toro”, acusado de tenencia ilegal de armas de fuego, robo y lesiones graves en perjuicio de los hermanos Guzmán, Freddy Ismael y Rolando José.

El 24 de diciembre del año pasado, a eso de las 11:40 p.m. los hermanos fueron interceptados por Jarquín cuando se dirigían a su vivienda. Presuntamente “Furia y Toro” les robó una mochila y les disparó.

Rolando recibió un balazo en una de sus piernas y Freddy en su brazo izquierdo. Ambos estuvieron hospitalizados por casi una semana en el Hospital Regional Santiago de Jinotepe y esperan que se haga justicia.

Bajo una llovizna en Jinotepe, Jarquín fue llevado hasta la furgoneta del penitenciario. HOY/Mynor García

RAZONES

A solicitud del Ministerio Público, por no haber presentado un arma 9 milímetros, con la cual se presume les disparó a los hermanos y ante la falta de testigos, José del Carmen Cortez Domínguez, titular del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Jinotepe, decidió suspender el juicio.

También orientó que se les mande las citatorias correspondientes a los demás testigos y peritos que aún faltan por declarar.

La Fiscalía, como evacuación de pruebas, presentó a cuatro peritos, pero a uno de ellos por no contar con la credencial requerida, no se le permitió que explicara su participación en el proceso investigativo.

Pese que a la sala de juicio se permitió el ingreso de los medios de comunicación, el juez José del Carmen Cortez Domínguez orientó que al procesado no se le tomaran fotos ni videos.

Debido a los antecedentes, Jarquín llegó fuertemente custodiado por miembros del Sistema Penitenciario Nacional (SPN), quienes mantuvieron rodeado toda la zona del complejo.

La seguridad se redobló en los juzgados de JInotepe debido a la llegada de Herlio. HOY/Mynor García

CONDENAS

Jarquín enfrentará otro juicio el 6 de octubre, por los delitos de robo agravado, homicidio y estelionato, en perjuicio de Carlos Manuel Téllez Luna, quien falleció de un disparo en octubre de 2012.

El reo cumple una condena de 30 años de prisión impuesta en 2013.

En junio, se declaró culpable por quebrantamiento de sentencia y portación ilegal de armas de fuego. Y en septiembre fue encontrado culpable en un juzgado de Diriamba, por lesiones leves en perjuicio de Francisco José García Ríos.

...

Notas Relacionadas