Congreso aprueba Nica Act

El próximo paso es la discusión en el Senado

Nica Act, gobierno, comunicado, congresistas, congreso, estados unidos

La congresista Ros-Lehtinen se refirió al apoyo incondicional de Daniel Ortega a Nicolás Maduro en Venezuela, e instó a Estados Unidos investigar los lazos de PDVSA-Albanisa. HOY / EFE

HOY / Miami

La Cámara de Representantes aprobó la tarde del martes de manera unánime por voz de voto la Ley Nicaraguan Investment Conditionality Act 2017, la HR1918, conocida como Nica Act, una ley de sanciones contra el gobierno del designado presidente Daniel Ortega.

Los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Albio Sires, autores de la ley, y el congresista Ed Royce, presidente del Comité de Relaciones Exteriores, en el Congreso explicaron en detalle las razones que propician la ley.

También puede leer: ¿Cómo afectará la Nica Act al país?

Ros-Lehtinen dijo que el objetivo es condicionar el voto de Estados Unidos en las instituciones financieras internacionales para Nicaragua hasta que Ortega tome medidas significativas para restaurar el orden democrático en el país.

 

Esas medidas, explicó la legisladora, consisten en promover la democracia, realizar elecciones libres, justas y transparentes; un sistema judicial y un consejo electoral independientes; fortalecer el Estado de derecho; combatir la corrupción, incluida la investigación y el enjuiciamiento de los funcionarios gubernamentales que se presume corruptos; protección al derecho de los partidos de oposición política de organizarse libremente, protección a periodistas, sindicalistas, defensores de los derechos humanos y otros activistas de la sociedad civil para que puedan operar sin interferencias.

Autoritario

El congresista Royce catalogó a Daniel Ortega, un presidente autoritario que tras su retorno al poder (en 2007) ha reforzado el control del poder debilitando las instituciones del Estado y a la oposición en el país, “(acciones) que les garantizan el poder a él y su familia mediante la exclusión de observadores electorales internacionales (creíbles)”.

El próximo paso de la Nica Act será su discusión en el Senado, un proceso que han anunciado empujaran los congresistas Carlos Curbelo y el congresista Sires, coautor de la ley.

Reacción
La vicepresidenta designada Rosario Murillo, manifestó por medio de un comunicado que el gobierno considera esta iniciativa de ley como una violación a la soberanía de Nicaragua.

Además, calificó la iniciativa como una “acción irracional, ofensiva, y lesiva de los derechos humanos de los nicaragüenses, en distintos momentos y con la misma firmeza”.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional reitera nuestra convicción de encontrarnos frente a posiciones retrogradas, injerencistas, e irrespetuosas, de parte de ciertos congresistas norteamericanos que todavía no superan conflictividad e intereses ajenos a la voluntad y la tranquilidad de los pueblos”, expuso Murillo

...

Notas Relacionadas