Familia teme impunidad por crimen de caponero en Ticuantepe

El año pasado un abuelo del joven también fue asesinado y no hubo justicia; no quieren que la historia se repita

Caponero

Los restos del caponero fueron sepultados ayer. La Policía Nacional aún no ha capturado al sujeto que le disparó y huyó en una motocicleta. HOY/Wilih Narváez

HOY

A Lidia Tórrez, en febrero del año pasado, le tocó llorar la muerte de su padre, quien fue asesinado; ayer esta mujer yacía desvanecida en una silla mecedora mientras era consolada por sus familiares. Ella es la progenitora del caponero Gerald Francisco López Tórrez, ultimado de dos disparos.

El crimen contra el joven de 21 años de edad, ocurrió la noche del viernes en el kilómetro 15.5 del municipio de Ticuantepe, y ayer fue sepultado a las 3:00 p.m.

Esta familia habitante del barrio Eduardo Contreras, de esta localidad, teme que el “fantasma” de la impunidad prevalezca y no la justicia.

Ya lo vivieron

Gerald López Tórrez, en su foto de bachillerato del año 2015. No dejó hijos. HOY/Cortesía

El 7 de febrero del 2016, Pedro Ramón Madrigal Tórrez, de 61 años, abuelo del caponero, escapó de ser arrollado por sujetos que se movilizaban en una camioneta.

“Mi papi les reclamó que por qué lo querían arrollar, entonces el hombre le dio una estocada, mi padre no andaba machete ni nada, fuimos a juicio, se hizo todo y a la hora llegada lo declararon no culpable y anda libre (el autor)”, expresó Julieth Tórrez, hija de don Pedro y tía del caponero fallecido.

“Por eso nosotros ya no creemos en nada, no creemos en la justicia, qué más lo que hemos pasado con lo de mi papá: pleitos, gastos y a la hora llegada que lo declararon no culpable, fue una burla”, agregó la joven.

Lidia Tórrez tiene en su memoria la escena de su hijo en un charco de sangre, y boca arriba en el piso trasero de una caponera de su amigo, a quien había llevado al hospital.

El joven de apellido Madrigal le había quebrado el vidrio a una camioneta y había discutido con el dueño de la misma.

Aparentemente a Gerald lo mataron por confusión, porque no le robaron.

“Mi hijo nada más cometió el error de sentarse en la mototaxi (de Madrigal), que era al que buscaban y me asesinaron a mi hijo”, dijo Lidia Tórrez.

“Justicia, yo quiero que agarren al asesino, yo sé que con eso no va a regresar a mi hijo, pero tampoco es justo que mi hijo siendo inocente pague por algo que no hizo”, expresó la madre de la víctima.

Inseguridad

La fama de seguridad que ha tenido el municipio de Ticuantepe, de Managua, es puesta en tela de duda para sus habitantes.

Argentina Ruiz, abuela de la víctima, manifestó que en esa zona delincuentes cometen asaltos frecuentemente.

Además señalan que la Policía no es efectiva en ese municipio.

caponero
Lidia Tórrez, mamá del joven, mientras era consolada por sus familiares. HOY/Wilih Narváez

...

Notas Relacionadas