Nicaragüenses en Costa Rica podrán exponer problemas en plataforma virtual

Los nicaragüenses podrán exponer sus quejas en la plataforma digital, la cual arrancó el 29 de septiembre ante autoridades públicas de Upala.

Migrantes nicaragüenses exponen sus problemas en la zona fronteriza de Costa Rica, las cuales ahora serán publicadas en una plataforma digital. HOY/(J. BRAVO).

 

HOY

Las dificultades para acceder a servicios básicos como salud y educación, los engorrosos y altos costos de regularización y cualquier maltrato laboral que sufran los nicaragüenses en la zona fronteriza de Costa Rica, podrán ser expuestas como quejas en la campaña Alzo La Voz en Acción por Nuestros Derechos.

Los migrantes nicaragüenses, sobre todo de la zona fronteriza Costa Rica – Nicaragua, podrán exponer sus quejas en la plataforma digital https://alzomivoz.ushahidi.io, en la campaña auspiciada por la Unión Europea, el Centro de Derechos Sociales de la Persona Migrante (Cenderos) y el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade).

Arrancó el 29 de septiembre con la ante autoridades públicas de Upala, cantón fronterizo con Nicaragua.

“A través de la campaña esperamos que las instituciones del Estado sean garantes de aquellos derechos en los que prevalezcan la igualdad de condiciones al acceso a los servicios públicos, documentación, oportunidades de educación y desarrollo, empleos dignificantes, atención a situaciones de violencia basada en género, información sobre salud sexual y reproductiva, entre otros”, explicó Maricela Hinkelammert, de Cenderos.

En Costa Rica viven alrededor de 380 mil personas migrantes, según el censo nacional de 2011), de las cuales unos 280 mil son de origen nicaragüenses.

Los migrantes, según Alzo mi Voz, sufren día a día dificultades como explotación laboral, negación de atención médica en centros de salud pública, deficiente acceso a la educación y obstrucción de los procesos para regularizar su condición migratoria, entre otras.

Muchas de estas situaciones se agudizan en la zona transfronteriza, donde la presencia institucional es escasa, por lo tanto la campaña va dirigida especialmente a esa zona, donde nicaragüenses y ticos tienen una histórica relación geográfica, genealógica, económica y social.

La campaña cuenta con un fuerte componente de trabajo en las comunidades fronterizas, donde al menos cinco organizaciones comunitarias y de migrantes realizarán jornadas informativas sobre derechos humanos y el uso de la plataforma virtual para que puedan hacer sus denuncias, desde un teléfono celular o computadora.

En la plataforma digital hasta el momento se han formulado más de 35 denuncias, con las cuales los migrantes pretenden visibilizar la problemática e incidir en las instituciones públicas, los municipios y sus políticas para avanzar en el cumplimiento de los derechos básicos.

Aracela Arceda, una nicaragüense originaria de Camoapa, expuso las dificultades de las servidoras domésticas para acceder al salario mínimo, a la documentación migratoria y a la seguridad social.

“Migración tiene que ser más accesible los permisos laborales, que no demoren tanto en resolver las gestiones y sensibilizar al patrón para que nos ayude en el proceso de documentación, porque sin una carta de empleador no podemos solicitar permisos de trabajo. A veces los patronos no quieren colaborar con la trabajadora”, expuso Arceda.

En similares términos se expresó la joven nicaragüense, Jusneysi Martínez, quien vive en Costa Rica desde hace tres años. Ella lamentó la dificultad de obtener documentación migratoria en Costa Rica, lo cual le ha dificultado realizar prácticas profesionales de la carrera técnica que estudió.

“Muchos dejamos muestro país por una cuestión de economía y por nuestra condición de irregularidad tenemos menos oportunidades y todo se vuelve más difícil”, lamentó.

Según Hinkelammert, el objetivo de Alza la Voz es visualizar la problemática de los migrantes y que las autoridades traten de resolver, pero no será una plataforma para la denuncia penal.

...

Notas Relacionadas