Tía y sobrino admiten crimen de embarazada

Cumplirán 30 años de prisión

Adela Castillo y su sobrino Byron Rayo admitieron hechos. HOY/Sara Ruiz

HOY / Jinotega

Byron Rayo Castillo y su tía Adela Castillo Rocha admitieron el asesinato de la embarazada Marisol López, de 20 años, antes que iniciara el juicio en su contra.

Los acusados también admitieron todos los delitos que les imputaba la Fiscalía: asesinato en tentativa (en contra de la hermana de la fallecida), aborto sin consentimiento, lesiones psicológicas leves (en perjuicio de la sobrina de López) y asesinato frustrado (en perjuicio del hijo de la víctima).

Tanto Byron como Adela expresaron sentirse arrepentidos por el asesinato de Marisol López, quien tenía 33 semanas de embarazo, quien murió frente a su hijo de 3 años y su sobrina de 4, en la comunidad de Santa Teresa de Tesalónica, municipio de San José de Bocay.

“Me siento mal por lo que pasó, estoy muy arrepentida por haber mandado a este chavalo (Rayo) a cometer el crimen”, dijo Adela Castillo, quien fue la autora intelectual del crimen.

Rayo, autor material del crimen, expresó con pocas palabras que él aceptaba la culpa del asesinato, porque su tía había insistido en reiteradas ocasiones para que lo cometiera.

“Mire, lo mismo que dijo ella, yo lo acepto, ideay ella me buscó que le fuera a hacer ese trabajo y estuvo insistiendo e insistiendo hasta que pasó”, añadió.

La juez Engracia Inés Flores los condenó a 55 años de prisión por todos los delitos, pero por mandato constitucional solo cumplirán 30.

...

Notas Relacionadas