Daños de María en Puerto Rico son comparables con los peores desastres en EE.UU.

La prioridad ahora es recuperar las comunicaciones telefónicas

Un hombre trabaja en los cables caídos en las calles de San Juan/HOY: EFE

HOY

El huracán María que devastó Puerto Rico es comparable por la magnitud de su destrucción a los peores desastres naturales que se han registrado en territorio de Estados Unidos, según el director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema) para el Caribe, Alejandro de la Campa.

El funcionario dijo en entrevista con Efe que la devastación provocada por María solo la ha visto en fenómenos como el huracán Katrina, que en 2005 devastó el sur de Estados Unidos, y que las ayudas superarán con toda seguridad los 2.300 millones de dólares que en 1998 recibió Puerto Rico tras el paso del ciclón Georges.

De la Campa dijo que a pesar del daño causado hay que mirar al futuro con esperanza y que la reconstrucción es un “reto grandísimo” que hay que encarar con optimismo después de la desolación que sufre la isla caribeña, donde murieron al paso del huracán María 16 personas.

Personal del Plan Social de la Presidencia preparan bolsas con alimentos para distribuir entre los damnificados por el huracán María en diversos puntos del país/HOY: EFE

De la Campa destacó que ahora el principal reto para que Puerto Rico pueda seguir adelante es recuperar las comunicaciones telefónicas, el servicio de electricidad y la distribución de combustible para que pueda llegar a las estaciones de gasolina, en las que miles de personas se agolpan todos los días.

Esfuerzos

Para alcanzar ese objetivo, Fema coordina sobre el terreno en Puerto Rico un total de 5.000 miembros de agencias federales que trabajan en áreas de seguridad, infraestructuras, energía y comunicaciones, entre otras.

“A esos 5.000 agentes federales hay que sumar tres buques de EE.UU. que están situados alrededor de Puerto Rico”, dijo De la Campa.

HOY: EFE

El funcionario estadounidense subrayó que la prioridad ahora pasa por recuperar las comunicaciones telefónicas, que, una semana después del paso del huracán María por Puerto Rico, siguen muy mermadas y que, incluso, es aún difícil mantener contacto con algunos municipios.

“Para contribuir a alcanzar ese objetivo disponemos de cientos de ingenieros”, dijo De la Campa, tras matizar que a pesar del esfuerzo es necesario tiempo para que se restablezca la normalidad.

“La destrucción es general”, dijo después de recordar que tras recorrer en helicóptero casi la totalidad de la isla pudo comprobar cómo fueron destruidas de forma masiva viviendas e infraestructuras.

...

Notas Relacionadas