Adolescentes que cometen delitos también son privados de libertad

El propósito de llevar a los adolescentes ante la justicia no es solo castigarlos sino que no vuelvan a delinquir y que sean ciudadanos de bien para la familia y la comunidad

Esta es la Galería donde están los adolsecntes que son sentenciados por delitos más grave como: violación, homicidio, tráfico de droga, entre otros ilícitos. HOY/Cortesía: Poder Judicial.

HOY

Un hecho con mucho drama —acompañado de chisme, licor, juego y mucha saña— es lo que está viviendo una adolescente de 17 años de edad, de iniciales A.J.G., quien a su corta vida ya está siendo acusada del homicidio de la quinceañera Rechel Rostrán Obando.

La Fiscalía acusa a la muchacha de cooperadora necesaria del crimen de Rostrán, cuya osamenta fue encontrada el pasado 29 de junio en un casa del barrio Sol de Libertad, Managua.

A.J.G., junto con un joven y la víctima Rostrán consumieron licor desde un día antes del homicidio y todavía la mañana del 20 de enero de este año seguían tomando alcohol.

El joven le dijo a A.J.G. que Rostrán hablaba mal de ella y que a él lo iba a delatar “con la guardia”, metiendo cizaña entre las menores de edad para luego decirle que matara a Rostrán.

El joven y la adolescente A.J.G. le dijeron a Rostrán que jugaran “el ahorcado”; la víctima aceptó y se colocó una corbata en el cuello con la ayuda de la adolescente.

Rostrán creía que solo se iba a desmayar, a como ocurre con el juego, pero antes de quedar inconsciente, supuestamente el joven la golpeó varias veces en el rostro, detalla la acusación de la Fiscalía.

Con ayuda de otros jóvenes enterraron el cuerpo de Rostrán en una casa.

Otro crimen, en el que estuvieron involucrados adolescentes, ocurrió el 13 de mayo de 2011, cuando seis chavalos privaron de la vida al universitario Evans Omar Ponce, por robarle el celular.

Todos fueron condenados y privados de libertad durante seis años; los últimos dos chavalos fueron liberados en mayo pasado.

Rechel Rostrán Obando es una adolescente que fue privada de la vida por otra menor de edad y por otros jóvenes, según la acusación que presentó la Fiscalía en los Juzgados de Managua. HOY/Archivo

Seguimiento

Ericka Blandino Cruz, directora de la Oficina de Ejecución, Vigilancia y Seguimiento para Adolescentes (Oevspa), ubicada en los Juzgados de Managua, dijo que la función de ellos es darle seguimiento a las sanciones que los jueces imponen a los adolescentes, en la sentencia.

“Después que el adolescente sale responsable de algún delito, la Oevspa es la que controla y vigila que esa sanción que el juez impuso se cumpla”, explicó Blandino.

Manifestó que en la sentencia el juez le impone al adolescente dos tipos de sanciones: las privativas y no privativas de libertad.

Las privativas de libertad es cuando el adolescente va a un centro penitenciario (una galería aparte de los demás reos) y por lo general es cuando cometen los delitos graves y la privativas de libertad domiciliarias, en este caso solo pueden salir de sus casas a estudiar o trabajar.

Blandino manifestó que trabajan de la mano con organizaciones para brindarles charlas, tanto a los adolescentes que están en el penal, como a los que gozan de libertad.

Indicó que trabajan de la mano con Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, a quienes le mandan el listado de los adolescentes que llegan a los juzgados por diversos delitos, y en el caso de los chavalos que son enviados por el juez a casa, la Policía por lo menos los llega a visitar semanal, para chequear cómo se portan en la vivienda y con los vecinos.

La directora de la Oevspa dijo que la Policía trata de meter a los adolescentes en programas en los centro juveniles donde les dan estudios, capacitaciones, aunque hay chavalos que aceptan y se incorporan, pero otros no. La Policía después manda informe del comportamiento del muchacho a la Oevspa.

Blandino destacó que el objetivo principal que se persigue con los adolescentes es hacer prevención a que estos no vuelvan a entrar al sistema judicial, por otro delito ni siquiera como adulto.

Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, también brinda charlas a los adolescentes que cometieron un delito o a los que están en proceso judicial, para que no vuelvan a delinquir. HOY/Cortesía: Poder Judicial

Familias disfuncionales

Para Keyla Largaespada, abogada y psicóloga, las conductas ilícitas de muchos adolescentes tienen que ver con el entorno familiar y social.

“Generalmente los adolescentes infractores de la ley son en su mayoría chavalos que vienen de familias disfuncionales, donde falta un elemento fundamental en el hogar, ya sea la madre o el padre, y precisamente también tiene que ver mucho el entorno social en el que el adolescente se desenvuelve”, explicó Largaespada.

Describió que muchos de los casos en los que se han visto envueltos adolescentes, son muchachos que viven en barrios vulnerables y que no tienen el apoyo de su familia, no tienen un guía, un mentor que les indique cuáles son las normas de comportamiento ante la sociedad.

“Hay adolescentes que se crían en un núcleo familiar donde ven la violencia como algo normal, el padre o la madre bebe licor, venden droga; entonces el adolescente al ver eso lo repite de una forma tan natural, porque eso es lo que él vivió y observó”, explicó la abogada y psicóloga.

Señaló que la sociedad globalizada, la influencia del internet, las redes sociales, los medios de comunicación (a través de los noticieros, las novelas, películas y series de violencia y sexo) también han influido en la conducta agresiva y comportamiento ilícito de muchos adolescentes.

Largaespada recomendó que es necesario que la madre y el padre estén pendientes de lo que hacen sus hijos en la casa, colegio y la calle y así evitarán influencias negativas que los lleven a cometer un ilícito.

Héctor Cárdenas Cortez, abogado. ”La solución no es subir la pena a los adolescentes. No es la cantidad de años de cárcel que se imponga el que va a corregir al chavalo, sino la familia y el sistema educativo”. HOY/Alejandro Flores

Seis meses de aislamiento

En un auto dictado por el juez Primero Distrito Penal de Adolescente, Róger Sánchez, el 26 de julio de 2017, se le hizo llegar el documento a la Fiscalía, en relación al informe de incidencia del adolescente de iniciales J.R.P.G.

El joven fue privado de libertad a seis años por el homicidio, hurto agravado y daños, en perjuicio de Róger Alberto Sobalvarro Montiel, de 51, años, funcionario del Banco Central de Managua (BCN), encontrado degollado el 27 de mayo de 2013, en su casa en Altamira.

El auto detalla que la Oevspa le informa al juez: “J.R.P.G., acepta que golpeó a otro adolescente de iniciales K.C., en el penal, debido a que se molestó porque lo culpó de robarle su colchoneta”.

Janio Baca Castro, abogado. ”La pena debe aumentarse (en los adolescentes), aunque tal vez no es la pena la que va a resolver el problema y no asegura que la persona vuelva a violentar las leyes”. HOY/Alejandro Flores

El informe sugiere que a pesar que J.R.P.G. tiene el 67 por ciento del tiempo de la sanción cumplida, no ha mostrado interés en cambiar su actitud y aprender de la experiencia vivida.

Actualmente el Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa sancionó a J.R.P.G. a seis meses de aislamiento.

En abril de 2018, J.R.P.G. será valorado para ver si se le puede hacer un cambio de medida; la Oevspa solicitará hoja evaluativa al penal de Tipitapa, para saber si hay un cambio o no de la conducta del adolescente.

Incidencia
90 sentencias fueron dictadas contra adolescentes por diversos delitos en Managua, en el 2016 y en lo que va de este año.

25 sentencias (de las 90) fueron contra adolescentes que cometieron abuso sexual y violación contra niños, niñas, adolescentes y mujeres.

18 adolescentes fueron sentenciados por tráfico de estupefacientes; después en menor incidencia estuvieron los robos, lesiones y otro delitos.

13 a 17 años es la edad comprendida en la que un adolescente puede ser llevado ante un juez por una conducta ilícita.

...

Notas Relacionadas