Sáquele brillo a los espejos de la casa con estos consejos

Quiere ver mejor su belleza. Le compartimos unos truquitos para limpiar los espejos de la casa. Tome nota y anótese un cien.

Trucos caseros para limpiar los espejos de la casa. HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

¿Ya le cansa limpiar el espejo y queda turbio y borroso? En esta ocasión le compartimos unos truquitos para que sus espejos queden relucientes e impecables.

Los espejos de vidrio se ensucian fácilmente, ya que recogen el polvo, la humedad ambiental, pelusas, manchas de dedos, etc. Si bien, en principio, puede parecer fácil su remoción, limpiar cristales muy sucios sin dejar rayas o pelusas puede ser una tarea que le resulte muy tediosa.

Pero, como todo problema tiene solución, existen milagrosos trucos para limpiar cristales, que le sacarán del apuro y le ahorrarán tiempo y esfuerzo.

¿Cómo limpiarlos?

Lo primero que debe hacer cuando quiera limpiar espejos muy sucios, es elegir un limpiacristales casero poderoso.

Vinagre blanco: Es un producto de limpieza casero muy efectivo y que tiene muchos usos. Para limpiar el cristal del espejo le será de gran ayuda, ya que su propiedad astringente elimina todo tipo de oleosidad de la superficie, dejándola brillante y limpia.

Un espejo impecable le permitirá lucir al máximo su belleza. HOY/Thinkstockphotos.com

Para obtener su ayuda tome una taza de vinagre y agregue cuatro tazas de agua tibia a la misma. Vierta esta solución en una botella de espray y rocíe sobre el espejo manchado. Para terminar de limpiar espejos del baño, utilice papel de periódico y verá cómo quedan de impecables sus cristales.

Bórax: El bórax es uno de los mejores limpiacristales caseros que puede encontrar, ya que le ayudará a remover todo tipo de manchas.

Para obtener sus beneficios, prepare una solución con 3 tazas llenas de agua y 2 cucharadas de bórax. Humedezca una esponja limpia en esta solución para limpiar el espejo de baño y moje toda la superficie del mismo. Seque con papel de cocina para sacar las manchas del cristal.

Crema de afeitar: Si bien puede parecerle raro en un principio, verá que después que use este limpiador de vidrios caseros no podrá dejar de utilizarlo. No solo va a limpiar la suciedad del cristal, sino también lo dejará sin ninguna raya. Para ello, coloque un poco de crema de afeitar en un papel de cocina y esparza sobre el espejo manchado. Con una toalla de papel seque, retire el exceso de producto.

Té: Quizás sea uno de los limpiacristales caseros menos pensado, pero resulta muy bueno y económico, porque puede emplear saquitos de té ya utilizados. Para lograr limpiar espejos de baño en poco tiempo, prepare una taza de té fuerte y deje enfriar. Humedezca un paño suave en el té y esparza sobre la superficie del espejo. Seque enseguida con papel periódico para lograr que el vidrio quede con brillo y sin rayas.

Bicarbonato de sodio: Para tener su ayuda solo debe de colocar una cucharadita de bicarbonato sobre un paño húmedo y frote por todo el espejo. Cuando haya terminado, limpie el espejo con un paño humedecido en agua y seque con papel.

Alcohol: El alcohol para limpiar espejos es perfecto, ya que su excedente se evapora y no deja ningún tipo de marcas en la superficie. Este limpiador natural le ayudará a sacar brillo a todo tipo de vidrios, especialmente para limpiar espejos. Para ello solo debe disolver una parte de alcohol en tres tazas de agua y aplíquelo sobre el espejo empleando un envase con espray para que le sea fácil la tarea.

Para finalizar la limpieza de cristales sin que le quede ningún tipo de marcas, emplee un paño que no suelte pelusa o papel de periódico.

Después de ya tener el limpiador de cristales escogido, reúna papel de periódico o de cocina, ya que son mucho mejor para secar los vidrios, pues no dejan rayas ni pelusas.

...

Notas Relacionadas