Urge que legalicen la energía en el Oriental

Los joyeros se tienen que llevar el trabajo a la casa

Los orfebres mencionan que ya han tenido reuniones con las autoridades, pero esto solo saben decir que la prioridad es la construcción del nuevo galerón. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

La falta de la energía eléctrica en algunos sectores del mercado Oriental dificulta el trabajo de los comerciantes, quienes todos los días deben de buscar la forma de “sobrevivir” a la cantidad de problemas que esta situación desencadena.

En el sector de Las Joyerías algunos de los orfebres tienen que trabajar los encargos en su casa, situación que no aguantan, pues no le dan la atención que merecen a sus familiares.

Según Eduardo Sandoval, quien lleva ocho años trabajando en este ramo, el problema empezó después del incendio ocurrido el pasado 14 de mayo.

Los joyeros se tienen que llevar el trabajo a la casa. HOY/FOTO: M Esquivel

“Algunos vecinos que sí tienen luz nos ayudan a resolver para que no perdamos al cliente, nos dan un rato energía, pero no sé puede estar molestando a cada momento, necesitamos que nos legalicen, aquí es el único lugar donde podemos aprovechar para avanzar todos los trabajos, principalmente cuando se acerca la mejor temporada de ventas para nosotros”, refiere Sandoval.

Demanda

Los comerciantes de joyas en este centro de compras comentan que octubre, noviembre y diciembre, son los mejores para elaborar sus joyas.

“Los clientes andan buscando los anillos de graduación y de casamiento, esos los trabajamos por encargo, y según la posibilidad de cada persona ya que tomamos en cuenta los detalles y el peso de la argolla”, detalla Eduardo.

El vendedor menciona que si el cliente quiere realizar algún encargo lo debe de hacer con unos 15 días de anticipación precisamente por el problema que tienen con la energía.

Los comerciantes esperan que las autoridades del mercado tomen en cuenta su sector, una vez que termine la construcción del nuevo galerón. HOY/FOTO: M Esquivel

“Hay clientes que desde ahorita están haciendo sus encargos, quizás porque desean esos anillos que cuestan entre 1,200 y 9,000 córdobas, lo van pagando al suave, en ese sentido hay dos formas, el sistema de apartado, o el 50 por ciento al encargarlo y el resto el día de la entrega, todo es en base a las posibilidades de cada cliente”, señala Sandoval.

José Barreto, quien también comercializa en el Oriental, aduce que los anillos que tienen mayor demanda son los de promoción de preescolar y sexto grado.

“Ya se está perdiendo la costumbre de dar anillos en el bachillerato o cuando terminás la universidad, quizás sea porque ahora la situación económica es más complicada que antes”, indica Barreto.

'Saca Clavo'
Los comerciantes de joyas mencionan que aunque han tenido una gran baja en la ventas después de que entrara al mercado el acero, el oro y la plata tienen una ventaja especial.

“A la hora de una emergencia el anillo o la prenda pueden ayudar a salir del clavo, se puede vender o empeñar y nos van a dar algo, mientras que con el acero eso no puede pasar”, alega José Barrero, comerciante.

 

...

NOTAS RELACIONADAS