Familia italiana tiene infortunado final al visitar una zona volcánica

El incidente tuvo lugar a mediodía, cuando la familia paseaba por Boca Grande, la mayor de las fumarolas del lugar.

Hoy/Foto: Internet

HOY

La visita de una familia italiana a un campo volcánico se tornó en tragedia cuando uno de sus hijos cayó por un cráter y los padres intentaron rescatarlo. Tristemente, los tres terminaron muertos, dejando solo a un menor que les sobrevive.

Lo anterior ocurrió el pasado martes 12 de septiembre en los campos de Solfatara, una zona de actividad volcánica cercana a la ciudad de Nápoles reporta el diario italiano Corriere del Veneto.

Massimiliano Carrer, de 45 años, y Tiziana Zaramella, de 42, visitaron el lugar junto con sus hijos, Lorenzo Alessio, de 11 y 7 años, respectivamente. Según familiares de la pareja citados por el medio, la visita fue idea de los chicos quienes aprendieron de Solfatara en la escuela.

“Querían darles esta visita como regalo de último día de vacaciones”, declaró un familiar al medio.

El incidente tuvo lugar a mediodía, cuando la familia paseaba por Boca Grande, la mayor de las fumarolas del lugar. Su hijo mayor, Lorenzo, se alejó de grupo y atravesó una zona de seguridad hacia un área restringida.

Súbitamente, el menor cayó por un cráter de 5 pies de altura (aproximadamente 1.5 metros); sus padres corrieron a auxiliarlo, pero por desgracia tuvieron la misma suerte y ninguno de los tres volvió a emerger del agujero.

Aunque aún no se determina la causa de la muerte, se cree que habrían muerto por asfixia debido a los gases acumulados por la actividad volcánica de la zona.

Según reporta el Daily Mail en una nota al respecto, testigos del incidente dijeron haber visto al pequeño Alessio llorando y pidiendo ayuda. Un equipo de emergencia se apresuró a atender la situación, pero ya no pudieron hacer mucho por la familia.

“Sacaron dos cuerpos e inmediatamente nos apartaron de ahí. Sigo pensando en la pobre familia y el pobre niño suplicando por ayuda”, declaró Diego Vitagliano, uno de los testigos.

La familia ha sido descrita por sus parientes como “una familia increíble, una fuerza de la naturaleza” por su dinamismo y vitalidad. Los abuelos de Alessio serán quienes a partir de ahora se encarguen del menor.

La zona de Solfatara se formó hace unos cuatro mil años y su última erupción ocurrió en el año de 1198. Desde tiempos del Imperio Romano, la mitología marcaba este sitio como el hogar del dios Vulcano.

Hoy, la zona es reconocida por el atractivo turístico de fumarolas y piscinas de lodo, así como la superficie de cráter.

...

Notas Relacionadas