¡Viva Santa Rosa de Lima!

Detalles de la vida de la primera santa canonizada de América

Santa Rosa nació en Lima, Perú, en la época de la colonización española. HOY/Yaosca Reyes

 

HOY

Santa Rosa de Lima decía: “Aparte de la cruz, no hay otra escalera por la que podamos llegar al cielo”. Cuánta verdad y sabiduría en sus palabras. Era tan solo una joven dando signos de una intensa precocidad espiritual.

Su nombre real era Isabel Flores de Oliva, pero como era una joven tan bella su madre le decía Rosa, pues comparaba su belleza con la de dichas flores. Así mismo, su madre aseguraba que tuvo una visión en la que el rostro de su hija se convertía en una rosa. Santa Rosa asumiría definitivamente tal nombre más tarde, cuando entendió que era “rosa del jardín de Cristo”. Nació en Lima, Perú, en la época de la colonización española.

Tomó el hábito de monja de terciaria dominica a los 20 años de edad y consagró los siguientes años de su vida a la atención de enfermos, niños y prácticas ascéticas (doctrina filosófica y religiosa que busca purificar el espíritu por medio de la negación de los placeres materiales o abstinencia). Por eso y más, su fama de santidad se extendió muy rápido después de su muerte.

HOY/Yaosca Reyes

“Estamos hablando de la época de la conquista, y precisamente en el Perú es donde florecen los primeros tres grandes santos de América (incluyendo a Santa Rosa): Santo Toribio Mogrovejo, San Martín de Porres, quienes fueron canonizados después de Santa Rosa de Lima. Es precisamente ella, la primera santa canonizada oficialmente por la iglesia de Latinoamérica”, expresa el padre Rodrigo Urbina Vivas, párroco de la Basílica Inmaculada Concepción de El Viejo, Chinandega.

Santo Toribio, como sacerdote fue quien bautizó a Rosa de Lima, siendo ella una niña aún. Aunque había sido bautizada como Isabel Flores de Oliva, en la confirmación recibió el nombre de Rosa.
Se dice que aún en vida tuvo visiones místicas y se le atribuyeron milagros, por los que fue venerada.

La importancia de su canonización es haber sido la primera santa proclamada, nacida en el “nuevo continente”.

Esta santa también es proclamada Santa Patrona de los Tuberculosos. “Y precisamente, creo que de eso muere ella. Es posible que se haya contagiado de esta enfermedad, porque muchos santos murieron por pestes con las que se contagiaron en sus labores de servicio de caridad”, refiere el padre Rodrigo Urbina Vivas.

Novus ordo

Es por todos conocidos que la fecha de celebración de esta Virgen es el 30 de agosto de todos los años, pero con el “novus ordo”, la fecha se cambió al 23.

“El concilio vaticano segundo hizo una reforma litúrgica, que incluyó la movilidad de ciertas fiestas en el calendario, entre ellas la de Santa Rosa; lo que se hace es moverlas por asuntos pastorales. Sin embargo, en sitios donde por generaciones se celebró en ciertas fechas, se recomienda no cambiarlo”, explica el sacerdote de El Viejo.

Virgen patrona

Fue proclamada excelsa patrona de Lima, del Perú (en 1669), del Nuevo Mundo y las Filipinas (en 1670). Además, es patrona de institutos educativos, policiales y armados: Universidad Católica Santa Rosa de Venezuela, Policía Nacional de la República del Perú, y las Fuerzas Armadas de la Argentina.

En virtud de la enfermedad que le produjo la muerte es santa patrona de los tuberculosos.

Después de su muerte

Se dice que su entierro fue uno de los más notables que vivió la ciudad de Lima. Hubo de requerirse la fuerza de la guardia del virrey para impedir que Rosa fuera desvestida por los devotos que deseaban llevar alguna reliquia. A pesar de ello, tuvieron que cambiarle tres veces los hábitos.

La devoción del pueblo se excedió a tal punto, que en pocos años tuvieron que retirarla de la cripta y colocarla en la iglesia del Rosario.

Fuente

Rodrigo Urbina Vivas, párroco de la Basílica Inmaculada Concepción de El Viejo, Chinandega

Biografía y vida de Santa Rosa de Lima: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/r/rosa_de_lima.htm

Datos biográficos: https://es.wikipedia.org/wiki/Rosa_de_Lima_(santa)

...

Notas Relacionadas