Abriendo puertas en el populoso mercado Oriental

Este joven, quien llegó hace seis años al mercado, refiere que su motor para continuar es su familia

HOY/FOTO: Carlos Valle

HOY

Aunque al principio fue muy difícil para el joven Miguel Tercero dejar a toda su familia, en el municipio de Rosita, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN) para venir a trabajar al mercado Oriental; entendió que para triunfar en la vida se deben hacer muchos sacrificios.

Miguel trabajó desde pequeño en el área de la carpintería. Su especialidad es hacer puertas, marcos y muebles. A pesar de que solo puede ver a su esposa e hijos una vez al mes, comenta que ellos son su mayor inspiración para continuar luchando.

“Me vine a trabajar con mi hermano hace seis años, porque necesitamos sacar adelante a los nuestros, nos ha ido muy bien porque hemos sabido administrar los recursos y el tiempo, y aunque la competencia es fuerte, siempre llevamos un pie adelante, nuestra ventaja es que nosotros mismos hacemos lo que vendemos”, refiere muy contento.

Provecho

HOY/ Carlos Valle

Miguel asegura que la diferencia entre ellos y el resto de comerciantes, que se dedican al mismo negocio, es que la madera con la que trabajan la traen desde Rosita, lo que le permite obtener precios más favorables, además que allá tienen todas las maquinarias que se necesitan para procesarla.

“Traemos la madera procesada a la capital una vez al mes, es la única oportunidad que tengo para estar con mi familia”, aduce.

Tercero, quien se describe como una persona amable, emprendedora y con deseos de superación, menciona que la decisión de no traerse a vivir a su familia a Managua es porque están ahorrando para tener un mejor futuro en el lugar que lo vio nacer, pues a pesar de que el mercado Oriental le ha abierto las puertas, quiere que sus hijos crezcan en el mismo punto que lo hizo él.

“Mi familia me enseñó buenos valores, son los que implemento aquí en el mercado, mis buenas costumbres me han enseñado a negociar, a la gente le damos precios justos, además que tenemos la ventaja de hacerles rebaja si así lo queremos, porque no perdemos nada, eso es lo más bonito de este negocio”, asegura Miguel.

Este joven, quien es muy querido por las personas que trabajan con él, indica que el secreto del éxito está siempre en perseverar.

“Todos los jóvenes deberían estar enfocados en trabajar, eso es lo más importante, para que este país pueda prosperar”, subraya.

Buenas ventas
Buenas ventas Miguel menciona que en su negocio pueden encontrar puertas muy bonitas, en madera fina, cuyos precios oscilan entre los 1,900 y 4,500 córdobas.

Además, trabaja por encargo, con 15 días de anticipación y también ofrece a los clientes el servicio de apartado.

”El Oriental me ha abierto grandes oportunidades para sacar adelante a mi familia, por eso es que siempre trato bien a los visitantes, les damos precios asequibles a sus bolsillos y sobre todo le vendemos un artículo que les va a durar mucho tiempo”, comenta el joven.

...

Notas Relacionadas