Mujeres hacen una caminata del silencio

Piden que las autoridades tomen en serio las denuncias

mujeres, caminata, silencio, demanda, estado

Vestidas de rojo las mujeres se apostaron frente a las instalaciones de Plaza El Sol. HOY / Jader Flores

HOY

Vestidas de rojo, un grupo de mujeres realizó una caminata ayer desde las instalaciones del Ministerio Público —en Carretera a Masaya— hasta el complejo policial Faustino Ruiz, Plaza El Sol, para reclamar por la violencia hacia las mujeres y el tratamiento que las autoridades le dan a este problema.

La caminata denominada del silencio, dijo Juanita Jiménez, dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), es una forma de llamar la atención e interpelar al Estado “ante la naturalización que se está haciendo de la muerte, el asesinato de mujeres”.

En el portón principal de la Policía Nacional las asistentes de la caminata pegaron los nombres de los femicidas que aún están prófugos, pidiéndoles que los persigan.

A la caminata se sumaron parientes de víctimas por cuyos casos aún claman justicia, muchas veces por descontento con la forma en que los mismos fueron investigados.

Epidemia

Fátima Millón, en representación de las organizaciones defensoras de mujeres, leyó un pronunciamiento frente a la sede policial a través del cual destacan que a la fecha contabilizan en Nicaragua la ocurrencia de 39 femicidios y 45 femicidios frustrados, con los cuales dicen, han convertido “la violencia en una epidemia de gravedad para las mujeres”.

“Muchas de estas han sido violadas, otras dejan hijos en la orfandad, en la mayoría de los casos han puesto denuncias previas por la violencia sin obtener respuesta alguna”, señalan las mujeres en su pronunciamiento.

Las organizaciones de mujeres resaltan que dos de los casos registrados este año por ellas como femicidios, eran niñas, una de ellas fue muerta a manos de la Policía, recuerdan.

Desde el otro lado del portón principal, las asistentes a la caminata hicieron un llamado a la Policía Nacional a tomar con seriedad las denuncias que presentan las mujeres por violencia, a clasificar adecuadamente y dar el trámite correspondiente a los femicidios y femicidios frustrados, así como a perseguir y encarcelar a los agresores y femicidas, que muchos de ellos siguen en libertad, aunque se conozca su paradero.

...

Notas Relacionadas