Santa María Reina: la Virgen coronada y madre de Jesucristo

Conozca por qué la madre de Dios es considerada una Reina, y por qué es tan importante su intercesión por los hombres y mujeres ante el Rey del Universo

Virgen María Reina, madre de Jesucristo el Rey del Universo. HOY/ Thinkstockphotos.com

HOY
“Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!”, con esta oración nos enseñaron a dirigirnos a la santa madre de Jesucristo, la mujer más importante del universo, la que reina a su lado.

Este 22 de agosto se celebra a la Santísima Virgen María Reina. ¿Sabía usted que desde 1955 se venera a María como Reina al igual que su hijo Jesús?

Estas fiestas fueron erigidas por el papa Pío XII, y su objetivo era lograr la veneración de los pueblos del mundo a la madre de Dios por sus méritos en la salvación del mundo.

Inmaculada Concepción de María. HOY/ Thinkstockphotos.com

“María ha sido elevada sobre la gloria de todos los santos y coronada de estrellas por su divino Hijo. Está sentada junto a Él y es Reina y Señora del universo. María fue elegida para ser Madre de Dios y ella, sin dudar un momento, aceptó con alegría. Por esta razón, alcanza tales alturas de gloria. Nadie se le puede comparar ni en virtud ni en méritos. A Ella le pertenece la corona del Cielo y de la Tierra”, señala un artículo religioso de la página católica es.catholic.net.

El padre Boanerges Carballo, párroco de la iglesia Santo Domingo de las Sierritas, explica que la iglesia católica celebra a la Virgen María como Reina por esa estrecha relación con Jesús, siendo su madre, protectora y una de sus más fieles seguidoras.

“La grandeza de María tiene que ver directamente con Jesucristo… La iglesia siempre ha visto el reinado de Jesús como el equivalente a un servicio y el más grande servicio de Jesucristo es la Salvación. Es por eso que a María, por tener esa estrecha relación con Jesús, ser su madre terrenal, se le han dado ciertos títulos que vienen a resaltar su grandeza, porque en el servicio de la salvación que hizo Jesús, cuenta con la ayuda de María. Y Jesucristo vino al mundo también por el sí de María”, expresa el párroco.

Entonces la importancia de María, además de aceptar la maternidad divina del hijo de Dios, es haber colaborado con los planes del Señor para la salvación de todos. Y esto la iglesia no lo mira como un dogma de fe, sino como una realidad del cristianismo.

Virgen María, primera intercesora del pueblo cristiano ante Jesucristo, su hijo y Rey del Universo. HOY/ Thinkstockphotos.com

Sus títulos
Según la página Aciprensa, sitio especializado en temas cristianos, la Iglesia proclama a María con varios títulos, los que son: Señora y Reina de los ángeles y de los santos, de los patriarcas y de los profetas, de los apóstoles y de los mártires, de los confesores y de las vírgenes. Es Reina del Cielo y de la Tierra, gloriosa y digna Reina del Universo.

El cristianismo presenta a la Virgen madre sentada en el Cielo al lado de su hijo, coronada como Él, y tiene, entre todos los santos, el mayor poder de intercesión ante su Hijo por ser la que más cerca está.

Es por eso que en las misas siempre se utilizan oraciones hacia ella, pro ejemplo: “María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora. Amén”; y también “María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”.

El reinado de María

Preeminencia: Como dijo San Germán, su honor y dignidad sobrepasan todo la creación.

Poder Real: que la autoriza a distribuir los frutos de la redención. La Virgen María no solo ha tenido el más alto nivel de excelencia y perfección después de Cristo, pero también participa del poder de Su Hijo Redentor ejercita sobre las voluntades y mentes.

Inagotable eficacia de Intercesión con su Hijo y el Padre: Dios ha instituido a María como Reina del cielo y la tierra, exaltada sobre todos los coros de ángeles y todos los santos. Estando a la diestra de su Hijo, ella suplica por nosotros con corazón de Madre, y lo que busca, encuentra, lo que pide, recibe.

Reinado de Amor y Servicio: Su reinado no es de pompas o de prepotencia como los reinos de la tierra. El reino de María es el de su Hijo, que no es de este mundo, no se manifiesta con las características del mundo. María tiene todo el poder como reina de cielos y tierra y a la vez, la ternura de ser Madre de Dios.

En la tierra ella fue siempre humilde, la sierva del Señor. Se dedicó totalmente a su Hijo y a su obra. Con Él y sometida con todo su corazón con toda su voluntad a Él, colaboró en el Misterio de la Redención. Ahora en el Cielo, ella continúa manifestando su amor y su servicio para llevarnos a la salvación.

Fuente

*Boanerges Carballo, párroco de la iglesia Santo Domingo de las Sierritas.

...

Notas Relacionadas