Cenizas causan problemas de salud en ciudadanos de comunidades

Pobladores piden la presencia del Minsa

cenizas, minsa, sal cristóbal, pobladores, chinandega

El ambiente se observa cargado de la ceniza que está sobre los tejados y la floresta que con el viento se suelta sobre los patios y casas. HOY / Saúl Martínez

HOY/ Chinandega

Un equipo médico que visite la zona afectada por las cenizas que arrojó el pasado viernes el volcán San Cristóbal fue la petición que hicieron los ciudadanos de las comunidades afectadas.

En Chinandega, 178 comunidades y barrios resultaron afectados por la caída de las cenizas. Los pobladores indicaron que necesitan la presencia de las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) para que les proporcionen mascarillas, lentes y medicinas contra la comezón.

En la comarca La Grecia, una decena de familias se trasladaron a sitios menos afectados, algunos ya retornaron ya que bajó la intensidad de la caída de cenizas.

Los fuertes vientos de ayer sábado hacían descender la ceniza desde los árboles y los tejados hacia los patios, cocineros y salas por lo que vecinos tapaban todo producto, en especial los alimentos y el agua.

Residuos

“Han quedado los residuos de la ceniza y el azufre que nos provoca picazón y sería bueno que nos ayudaran para protegernos”, dijo Sergio Meza, poblador de La Grecia Número 1 en la entrada conocida como Los Almendros.

“Es que mire cuando hace el viento se nos viene el cenizal sobre la comida, los trastos, el piso y la ropa”, refirió por su parte doña Lidia Meza.

Cenizas
El volcán San Cristóbal provocó una nueva lluvia de cenizas ayer al noroeste de Nicaragua, durante un nuevo episodio que incluyó la emanación de gases, informó el Gobierno local. Por segundo día consecutivo, pobladores del departamento de Chinandega se vieron afectados por las cenizas, que cayeron sobre los techos de sus viviendas, patios y calles.

Autoridades de Chinandega revalidaron las recomendaciones a la población sobre protegerse la nariz y boca, no frotarse los ojos, usar toallas húmedas, utilizar camisas con mangas largas, limpiar los techos de las casas, así como mantener aguas y alimentos tapados, entre otras.

A pesar de que una erupción inminente fue descartada por el momento, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) recordó que las cenizas pueden causar problemas respiratorios y de contaminación. Más de 50,000 personas fueron afectadas por la lluvia de cenizas y olor a azufre el pasado viernes, en 86 localidades en el municipio de Chinandega y 92 en El Viejo, según datos oficiales. (Acan-Efe).

Los pobladores esperan que llueva para que lave la ceniza sobre todo la que está en un trecho de 5 kilómetros de la Carretera Panamericana, Chinandega-Somotillo, que se levanta y se introduce a las viviendas.

En el garaje “El Jabalí”, frente a la parada de la comarca La Grecia, en el centro de la ciudad, un trabajador lavaba y despojaba de ceniza a una decena de vehículos ahí aparcados. “Era bonita (eufemismo) la capa de la ceniza que cayó ayer y pensé que no se iba a detener”, mencionó un trabajador.

...

Notas Relacionadas