Los piropos, una forma de acoso contra las mujeres

En Nicaragua no existe una ley que penalice el acoso callejero pero, si a los acosadores se les puede denunciar por asedio y exhibicionismo

HOY/Foto: Thinkstock.Photos.com

Como todos los fines de semana, Karoline González, una joven de 28 años se dirige desde San Rafael del Sur, donde habita, hacia el barrio Motastepe en Managua, para hacerle la visita habitual a su papá y hermanos que residen en este lugar.

Luego de dos largas horas de recorrido, Karoline llega a su destino, ella se baja del bus sin pensar que, en esa parada, encontraría al hombre, un caponero, que siempre le dice un rosario de palabras coloquiales con el propósito de enamorarla.

En cuanto el sujeto mira a Karoline comienza el dolor de cabeza para la joven. -“¿Te llevo en la caponera amor?, ¡mami que rica que estás!, ¿cuándo me vas a hacer caso mamacita ah?, estás bien linda muñequita”, dice sin parar, como si su boca fuera una metralleta.

Karoline en múltiples ocasiones solo lo ignoraba y se quedaba callada en cuanto escuchaba este tipo de cosas, pero esta vez suelta el silencio y responde: “Ya me tenés cansada, es demasiado lo que me molestas, siempre que vengo a ver a mi papá me acosas, es necesario que me respetes porque yo tengo mi pareja y vos también sos un hombre casado, no me gustas”. Sin embargo el caponero no guardó silencio y siguió molestando.

HOY/Foto:Thinkstock.Photos.com

Karoline manifiesta que no es la primera vez que ha lidiado con acontecimientos como estos y que a su parecer no es nada agradable escuchar verbos así en la calle.

“Considero que estos son acosos y no piropos, al menos yo pienso de esa manera, no sé qué dicen las demás, a mí no me gusta que me digan estas barbaridades. Una vez iba vestida de short y de camisa cuando me dirigía a hacer un mandado, me encontré a un viejo en el camino y me dijo que hermosas piernas amor, ”, relata la chica.

Con certeza, si se realizara un sondeo en Nicaragua para saber un aproximado de cuántas féminas a diario son acosadas con piropos obscenos, seguramente Karoline no sería la única.

¿Cómo actuar?

Según Magaly Quintana, coordinadora de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), las mujeres deben de protegerse unas a las otras en situaciones de acosos.

HOY/Foto: Thinkstock.Photos.com

Estima que en el país, posiblemente, cientos de mujeres toleran a diario manifestaciones de cualquier tipo de acoso y se pueden dar en cualquier sitio, incluso en el hogar.

“Cuando escuchemos esos piropos en las calles debemos intervenir. Hay que defendernos todas. Es importante construir una conciencia colectiva contra el acoso”, aconseja Marbely.

Recomienda también que las mujeres, desde niñas, deben aprender todas las técnicas posibles que les ayude a enfrentar la violencia machista.

“Esto va de la posibilidad de aprender artes marciales, de hacer denuncias en los distritos policiales y quizá en todos los ámbitos de la vida para que evitemos los acosos y femicidios… Los hombres se sienten con el derecho de decir bascosidades, ellos se sienten que son los dueños de los cuerpos”, finaliza Marbely Quintana.

¿Qué establece la ley?

Por lo general en el país no existe una ley que penalice el acoso callejero, pero sí las víctimas pueden denunciar por asedio y exhibicionismo a los acosadores, indica Jaqueling Vásquez, abogada y notario público.

La abogada indica que en los artículos 539 y 540 de la ley N. 641 del código Penal se establecen sanciones que se imponen a las personas que cometen estas acciones.

Asedio

”El que asedie a otra persona, con impertinencias de hecho, de palabra o por escrito, se le impondrá de diez a quince días multa o trabajo en beneficio de la comunidad de cinco a veinte jornadas de dos horas diarias”, establece el art. 539.

Exhibicionismo

”Quien se muestre desnudo o exhiba sus órganos genitales en lugares públicos, será sancionado de diez a treinta días multa, o trabajo en beneficio de la comunidad de diez a treinta jornadas de dos horas diarias”, decreta el art. 540.

Denuncie con pruebas

La abogada Jaqueling Vásquez aconseja que cuando las mujeres interpongan denuncia por asedio y exhibicionismo,  muestren  suficientes pruebas para que comprueben que han sido víctimas de hombres acosadores.

“Investiguen sus nombres, dónde viven, sus domicilios, cuando los acosos son constantes tomen fotos, capturen los rostros de los emisores y graben videos si es posible, presenten estas pruebas en los distritos, no permitan que las acosen”, añade Vásquez.

Fuente

Magaly Quintana, coordinadora de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD).

Lic. Jaqueling Vásquez, abogada y notario público, atiende en oficina de leyes Cruz Vásquez. Teléfono: 5784-9160. Correo: juridivasquezj.ni@gmail.com

...

Notas Relacionadas