Chinandeganos celebran con fervor la Gritería Chiquita

Chinandeganos salieron a cantarle a la Asunción de María.

La Gritería Chiquita, Purísima de Penitencia fue celebrada con todo fervor en Chinandega.

En Chinandega desde el amanecer peregrinos viajaron en buses hasta la hacienda de la Virgen del Hato en la Península de Cosigüina-El Viejo y gritar ¡Quien Causa Tanta Alegría?

Juanita Góngora, salió de madrugada hacia la ermita para cocinar y entregar alimentos a los romeros.

Los peregrinos al pequeño templo de montaña han pagado promesas esta mañana, entonan cantos a la Virgen María y piden en oración por las familias en el país y de las que migran.

Buses de las ciudades de Chinandega y El Viejo se han acercado hasta la hacienda en el que se deja escuchar la quema de pólvora.

En el parque central chinandegano instituciones públicas conformaron los altares para recibir desde el atardecer a los devotos a quienes se entrega nacatamales, gofios, ayotes en miel, elotes cocidos, naranjas, alimentos y bebidas.

Peregrinos en el Cerro Negro

• En horas del mediodía con el redoble de campanas y la tradición del grito fervoroso en las calles del pueblo viejano, devotos que abren sus puertas para cantarle a la Virgen y entregar la gorra a niños, mujeres y ancianos.

• La celebración es la Purísima de Penitencia, compromiso adquirido por el obispo, monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes junto a los occidentales cuando entre los meses de julio y agosto de 1947 ocurría la erupción del Cerro Negro.

• El comunicador Benjamín Chávez y su familia viajaron hasta las faldas del Cerro Negro-León para participar del recorrido anual y celebrar la Purísima en el recuerdo amoroso de aquel 1947 cuando la furia eruptiva se detuvo.

...

Notas Relacionadas