Conductor asumirá gastos médicos de niña atropellada

Informe de Policía Nacional revela que iba conduciendo en estado de ebriedad.

Doña Francisca Calero López muestra uno de los carretones que estaban ese día en la acera, cerca del Distrito Cinco de Policía. HOY/J.Tijerino

La menor de 10 años que resultó lesionada en el atropellamiento masivo registrado cerca de la Estación Cinco de Policía, ya fue dada de alta.

La pequeña, quien es nieta de la propietaria del comedor ambulante contra el que se estrelló una camioneta, retornó ayer a su hogar a primeras horas del día.

La niña, cuyo estado de salud se especuló que era grave, resultó con una lesión en la pierna derecha y un golpe en la frente.

“… los médicos la revisaron y dicen que está bien. Mañana (hoy) tiene que regresar al hospital porque le van a limpiar una lesión que tiene en el pie. Los doctores dicen que como su piel es delicada y no tiene fractura, hay que estar revisándola”, explicó Francisca Calero López, abuela de la menor.

Indicó que con la salida de la niña, la tranquilidad regresó a su familia, ya que temían lo peor.“Lo que importa es que está bien porque lo material se recupera. Yo tengo ocho años de vender ahí y es preferible comenzar de cero, aunque sea con un carretón a que la niña perdiera la vida”, dijo la comerciante.

Se conoció que Calero y Jonnatan Álvarez Aguirre, de 30 años, el responsable del accidente, llegaron a un acuerdo.
Los pormenores y detalles del arreglo se desconocen con exactitud, pero Calero precisó que Álvarez asumiría los gastos médicos de la niña, así como la reparación del comedor ambulante.

Se conoció que el acuerdo lo establecieron con el abogado de Álvarez, ya que este aún —al cierre de esta nota— permanecía detenido en la Estación Cinco de Policía.

En el accidente, otras seis personas resultaron lesionadas, siendo una de ellas César Dávila Hernández, de 35 años, quien permanecía internado en un hospital.

EN ESTADO DE EBRIEDAD

Se conoció que al momento del accidente, Jonnatan Álvarez Aguirre conducía la camioneta en estado de ebriedad.

Una fuente policial explicó que en la prueba de alcohol que le practicaron oficiales de Tránsito, dio 1.88 gramos de alcohol por litro de sangre.

En Nicaragua el límite permitido para conducir es 0.5 gramos. Se desconoce si el resto de afectados tendrían algún acuerdo con Álvarez.

...

Notas Relacionadas