Excomisionado ante el juez por homicidio imprudente

Defensa solicitó medidas alternas porque el acusado está enfermo y sufre por la muerte de su esposa

HOY

El excomisionado de la Policía Nacional, Roberto José López López, de 62 años, no pudo asistir al entierro de su esposa Alma Catarina Garay Palacios, fallecida en un accidente de tránsito cuando los dos viajaban en una motocicleta, en estado de ebriedad.

El dolor lo embarga por la pérdida de su esposa y también por estar detenido en una celda policial.

Ayer el Ministerio Público lo acusó ante el juez Décimo Distrito Penal de Audiencias, Carlos Solís, por el delito de homicidio imprudente a causa de un accidente de tránsito donde falleció Garay.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 30 de julio a eso de las 7:25 de la noche, cuando la motocicleta en la que viajaban impactó contra un bus. En el hecho murió Alma de manera instantánea y el acusado resultó con golpes en diferentes partes del cuerpo.

en estado de ebriedad

Según la acusación, tanto el excomisionado como su esposa viajaban en estado de ebriedad, pero Garay no llevaba puesto el casco de seguridad y por eso murió en el lugar.

El acusado viajaba en una motocicleta en estado de ebriedad en compañía de su esposa, quien falleció de manera instantánea. HOY/Priscila Gómez

López mientras tanto admitió ante los medios de comunicación que efectivamente viajaba ebrio, porque momentos antes habían estado ingiriendo licor en un bar capitalino.

“Yo tengo años de manejar moto, yo estoy claro de esto, en ningún momento quería perjudicarla, yo no quería que le pasara esto, pero fueron las circunstancias, estábamos en nuestra casa y a ella se le ocurrió salir, salgamos pues le digo yo, ella venía tomada entonces no se agarró”, expresó con gran tristeza el procesado.

Mientras tanto, el abogado defensor Douglas Guido solicitó al judicial que impusiera medidas alternas para su defendido ya que es una persona mayor y está sufriendo la pérdida de su esposa.

El juez negó la petición y dejó en prisión preventiva al excomisionado. La audiencia inicial fue programada para el 15 de agosto.

Prueba
La fiscal que presentó la acusación le dijo al juez Carlos Solís que el acusado Roberto López dio positivo a la prueba de alcoholímetro que le realizó la Policía.

La prueba marcó 1.36 grados de alcohol en la sangre del excomisionado, ante esto el juez indicó que el acusado debe permanecer en prisión puesto que el hecho que cometió es grave por conducir en estado de ebriedad.

El excomisionado indicó que fue uno de los fundadores de la Policía Nacional y que estuvo como jefe en el Distrito Cuatro de Policía.

...

Notas Relacionadas