Sonzapote: un lugar mítico de Yalagüina

Un cerro emblemático que ha sido reforestado en los últimos años

FOTOGRAFÍAS: Pablo Castellón y Cortesía.

HOY

A tan solo 20 minutos de Yalagüina, Madriz, está ubicado el cerro Sonzapote, famoso por las historias que oculta. Puede irse a pie o en moto.

Este visitado lugar tanto por turistas nacionales como extranjeros mide cinco manzanas, y según pobladores, pretenden convertirlo en un parque forestal.

Manuel Guzmán, historiador del municipio de Yalagüina, comenta que “el cerro se llama Sonzapote porque así lo bautizaron nuestros antepasados debido a que en esa zona existía en abundancia el árbol de Zapote. Con el paso del tiempo la gente le dejó el nombre de Sonzapote”.

Cuenta que en la base del cerro hay un pozo con un agua especial “con un poco de esa agua usted sacia la sed y existe algo mítico o mágico; si alguien del lugar quiere enamorar a una persona solo le da de tomar un poco de esa agua y esa persona regresará…”.

Los ancianos del lugar contaban que en la medianoche aparecía La cegua —era una mujer alta, con el cabello largo, todo alborotado y vestida de negro— al pie del pozo, con unas carcajadas tan espeluznantes que varios quedaron mudos por el miedo que infundía.

Algunos pobladores de esas épocas recuerdan que a Leocadio Calderón (poblador de la zona) le salió La cegua al pie del pozo y al escuchar las carcajadas de este espanto, le dio una fiebre arriba de 40 grados, durante toda la semana.

El valor sentimental que este maravilloso cerro tiene, consiste fundamentalmente en que los yalagüinenses cuando desean que una persona se quede a vivir en el poblado, le aplican una metodología perfecta: la dosis adecuada del agua del cerro el Sonzapote.

Más del sitio

Este cerro se localiza rápidamente porque es grande arborizado que está cerca del Instituto Nacional Autónomo de Yalagüina.

Sonzapote tiene cuatro lugares que todo visitante debe conocer: el Sendero Principal, Plataformas Aéreas en Árboles, Pozo Natural Agua Mágica y Salto del Árbol Petrificado.

Entrar a recorrer el lugar es completamente gratuito. Las autoridades municipales han ido mejorando el sitio: ahora hay puentes colgantes, donde los visitantes pueden ver más de cerca a los animales y las diferentes especies de plantas.

Entre su flora se encuentran pinares y arbustos frutales de nancites, guayaba silvestre, cactus, etc. Su elevación sobre el nivel del mar es de más de 800 metros.

...

Notas Relacionadas