Jóvenes se vistieron de héroes al rescatar a desconocido

Exvigilante le brindó primeros auxilios.

HOY

Por años Freddy Pérez Jarquín se desempeñó como guarda de seguridad en el Hospital Alemán Nicaragüense de Managua. Por “circunstancias” que se presentaron en el trabajo renunció y desde hace cuatro meses es parte del ejército de desempleados que existe en el país.

Para sobrevivir, Pérez labora eventualmente como carpintero y caponero y el lunes de esta semana le tocó, junto con dos personas más, vestirse de héroe al efectuar un rescate.

Y lo que ocurrió es que el exguarda y su compañero Jefferson Incer, elaboraban cajas con madera de polines para almacenar tomates.

Repentinamente escucharon gritar a una niña que había visto que la corriente del cauce de Waspam Norte arrastraba a un hombre de camiseta negra.

Freddy Pérez y Jefferson Incer muestran el cauce donde efectuaron el rescate. HOY/J.Tijerino

En un primer momento ambos jóvenes no lo creyeron, pero segundos después observaron que un grupo de hombres con mecates y alambres corría sobre el cauce.Como Reyes e Incer conocen la zona, corrieron un par de cuadras y llegaron hasta un puente que conecta los barrios Waspán y Walter Ferretti.

Para evitar ser arrastrados por la corriente, los dos jóvenes y un hombre, cuya identidad desconocen, formaron una “cadena” tomándose las manos e ingresaron al cauce.

Por ser Incer el de mayor tamaño y peso corporal, estaba en la punta de la cadena. Tras esperar por varios minutos, finalmente Incer logró tomar del antebrazo a Ronnie García, el sujeto arrastrado por la corriente y lo llevaron a una zona segura.

RCP

Fue en este momento que el caponero eventualmente se convirtió en héroe al brindarle los primeros auxilios a García.
“Lo toqué y le revisé los pulsos, al sentir que no tenía, comencé a darle RCP (reanimación cardiopulmonar). El señor tenía una traqueotomía y eso dificultaba las cosas, pero yo seguí dándole y expulsó el agua que tragó”, explicó Pérez Jarquín.

Seguidamente, entre varias personas, cargaron al lesionado y lo subieron en una caponera, que sirvió de ambulancia.En el traslado también contribuyó el exguarda de seguridad, quien acompañó al caponero hasta el Centro de Salud Silvia Ferrufino, ubicado en Waspán.

Freddy Pérez muestra el sitio donde se realizó el rescate.HOY/J.Tijerino

El personal de salud de ese centro luego se encargó de llevarlo al Hospital Alemán Nicaragüense, donde aún permanece internado en estado delicado.

Los pobladores del sector aún se preguntan cómo es que el joven de “baja estatura y de apariencia relajada” salvó de una muerte segura al afectado. Y lo que desconocen es que no sucedió por casualidad, sino que estaba entrenado.

“Yo era vigilante (en el hospital) y quería aprender RCP por alguna emergencia que se presentara. Los médicos por momentos me explicaban y yo aprendí… Nunca imaginé que lo haría ahora, no me arrepiento de lo que hice y ni espero que el señor me lo agradezca, dicen que cuando uno actúa bien, la bendición cae del cielo”, aseguró Pérez.

LA SEGUNDA VEZ

En el 2013 este mismo joven se vistió de héroe al evitar en el interior del hospital en que trabajaba que un hombre atacara a su pareja.

En ese hecho un sujeto, conocido como Amado López, llegó al centro a visitar a su cónyuge, a quien había golpeado.
Al enterarse de viva voz que su pareja lo denunciaría con las autoridades, intentó apuñalarla. El joven héroe, a pesar de la altura del sujeto, logró desarmarlo y controlarlo y entregarlo a las autoridades.

No podría estar tranquilo”

Jefferson Incer es el otro héroe de esta historia. El joven trabaja como carpintero y pese a que no sabe nadar, estuvo en la punta de cadena que formaron para realizar el rescate.

“El agua me llegaba hasta el pecho y estaba fuerte. Tenía miedo, pero me dije, no puedo estar tranquilo si este hombre muere porque no lo agarré”, explicó Incer.

Señaló que extendió su mano izquierda y sintió el antebrazo del sujeto arrastrado por la corriente.
“Cuando lo agarré sentí que la corriente me haló, pero yo me sostuve fuerte y no lo solté. Sacamos el cuerpo a un lado del cauce y después lo llevaron al centro de salud. Yo nunca había estado en una situación como esta”, indicó Incer.

Jefferson Incer y Freddy Pérez Jarquín trabajan como caponeros y carpinteros para sobrevivir. HOY/Juan Tijerino

Save

...

Notas Relacionadas