Familiares despidieron a nicaragüense asesinado en Miami

Magdiel Hernández fue asesinado en Miami por Jesús Esquivel, un veterano de 63 años

Hoy

Los pocos familiares que se encuentran en Miami, amigos y los miembros de la iglesia donde se congregaba Magdiel Hernández Núñez, el joven nicaragüense asesinado en Miami, se reunieron ayer 15 de julio en la funeraria Maspons Funeral Home, en Coral Gables, para darle el último adiós y celebrar la vida del nicaragüense que fue asesinado el pasado 11 de julio, en la ciudad de Kendall, cuando se disponía a cumplir con su trabajo.

El cuerpo de Magdiel Hernández, fue velado en una de las salas de la funeraria, decenas de personas le acompañaron, mientras en una pantalla del salón se observaban imágenes en vida de Hernández, fotos en distintos escenarios en las que lucía una amplia sonrisa.

Hernández de 38 años, originario de Masaya, fue asesinado por Jesús Esquivel, un veterano de 63 años de edad, que permanece preso en el centro de detención Turner Guilford Knight, en Miami. El crimen se registró en la residencia de Esquivel en la ciudad de Kendall, cuando Hernández arribó al lugar para cambiar la batería estropeada del auto del victimario. 

Aparentemente Hernández, que laboraba para la compañía AAA, de servicios de auto, llegó tardíamente a la residencia de Esquivel, lo que provocó un altercado de acuerdo con las pesquisas policiales,un incidente que culminó en tragedia cuando Esquivel hizo seis disparos contra el nicaragüense.

Familia muy afectada

La familia de Hernández, reside en Masaya. Su padre y su hermano Isaías Hernández, viajaron a Miami, para hacerse cargo de los trámites del caso y el traslado de los restos del joven a Nicaragua, donde recibirá cristiana sepultura de acuerdo a amistades de Hernández.

La madre del nicaragüense y el resto de la familia permanecen en Nicaragua a la espera de los restos mortales.

La familia no quiso hablar con los medios de comunicación, tampoco fue permitido hacer fotos. Alexandra Ospina, la mentora de la iglesia de Hernández, fue la persona asignada por la familia para hablar con los periodistas sobre el joven nicaragüense asesinado.

Ospina dijo que las autoridades no les han proporcionado información del caso. “Nos reunimos con los detectives y nos dijeron que el caso continúa en investigación y que podría demorar algún tiempo, lo que la familia conoce es la información que han publicado los medios de comunicación, no sabemos que realmente sucedió ese día”.

La mentora de Hernández, habla del joven con mucho cariño, “era como un familiar para mi esposo y para mí, la congregación de la iglesia está muy conmocionada y está respaldando a la familia de Magdiel.

El nicaragüense residía desde hace 14 años en Estados Unidos, cuando tenía 24 años. Se congregaba en la iglesia protestante El Rey Jesús, en Kendall, y prestaba servicios en el área de audiovisuales de su iglesia.

Él era una persona que amaba su trabajo, era una persona de servicio, le gustaba ayudar a la gente siempre con su sonrisa, nunca lo vi enojado”, dijo Ospina.

Hernández estaba comprometido con una joven de origen ruso, este año se preparaban para contraer nupcias. “Él era una persona que amaba a los niños, quería casarse y tener hijos”, dijo su amiga Keyla, quien le conoció desde hace más de 20 años, en la ciudad de Masaya.

Policía busca videos

La policía busca videos de las cámaras de vigilancia del sector donde ocurrió el crimen. Mientras una juez le ha negado el derecho a fianza a Esquivel, un individuo con antecedentes de violencia según el testimonio de Fabián Reyes, que asegura haber sido golpeado en la cabeza por Esquivel con un arma de fuego.

De acuerdo a las autoridades, un primer técnico de la AAA atendió el día de los hechos la llamada de Esquivel reportando la avería de su automóvil. El técnico solicitó a la compañía el cambió de asignación, debido había recibió amenazas por parte del dueño de Esquivel. La compañía envió al domicilio de Esquivel a Hernández.

...

NOTAS RELACIONADAS