En prisión por abusar de menor de edad

Sujeto se habría aprovechado de relación de confianza.

El acusado José Solano Martínez, junto a su abogada de la Defensoría Pública. HOY/J.Tijerino

La justicia nicaragüense está procesando a un hombre de 46 años que en diciembre de 2016, habría abusado de una menor en un barrio de la capital.

La acusación presentada ante el juez Edén Aguilar, del Juzgado Tercero Distrito Penal Especializado en Violencia, indica que el sospechoso José Solano Martínez se aprovechó de que la víctima y su familia no tienen vivienda para cometer el ilícito. Solano le daba dónde vivir sin ningún costo a la víctima y su familia.

La relación de hechos indica que en una fecha no precisada de diciembre de 2016, en horas de la noche, el presunto violador esperó en la entrada principal del inmueble a que la jovencita regresara de la venta.

Al entrar a la propiedad, supuestamente Solano tomó por la fuerza a la menor y la llevó hasta una pared, donde la habría manoseado.

La acusación precisa que la jovencita pese a estar sometida, logró gritar y luego llegó al lugar la esposa del sospechoso, quien supuestamente le habría dicho “… que no le dijera a nadie, porque su mamá le iba a pegar y la iba a correr de la casa”.  Pero la pequeña contó lo ocurrido a su progenitora y esta no le creyó.

Tiempo después, sin precisar fecha y hora, pero siempre en el mismo año, la pequeña habría sido abusada por segunda vez.

De acuerdo con la acusación, el hecho sucedió en el baño y el presunto amenazó con correrla de la casa si contaba lo sucedido. En julio de este año, en horas de la tarde, la joven habría sido abusada por última vez.

Ella andaba llenando una rifa en un sector del barrio donde habita. Repentinamente se topó con el procesado, quien la siguió.

La víctima corrió y se escondió en una casa abandonada. El presunto también ingresó a la propiedad y volvió a manosearla. Una pobladora del sector, al escuchar ruidos en la propiedad, preguntó qué sucedía, y el acusado respondió que orinaba.

La señora al observar a la menor le preguntó si estaba bien, y esta respondió que la habían tocado. Ante esta situación, la madre de la víctima acudió a denunciar el caso a una estación policial.

AUDIENCIA INICIAL

El juez Edén Aguilar, del Juzgado Tercero Distrito Penal Especializado en Violencia, admitió la acusación contra José Solano Martínez por considerar que reunía los requisitos establecidos por la ley.

Por tratarse de un delito grave, el judicial ordenó que permanezca en prisión preventiva. La defensa en su intervención dejó a criterio del juez la admisión o rechazo de la causa. Está previsto que el próximo 25 de julio se celebre la audiencia inicial.

...

NOTAS RELACIONADAS