En Santa Teresa una familia se dedica a la crianza de iguanas y luego las liberan

Las alimentan con papaya, flores, melón y banano

HOY / Carazo

Criar iguanas verdes es la tarea que ha emprendido una familia en la comunidad Loma de Viento, del municipio de Santa Teresa, Carazo.

Marcial Jaen Umaña, quien es parte de la familia Umaña-Carmona, comentó que la crianza de los reptiles es un proceso bastante complejo y tardado, “porque ellas (las iguanas) desovan una vez por año y lo hacen en los meses de febrero y marzo”.

Estando en libertad  dentro de su hábitat natural, las iguanas inician el período de reproducción en enero y se extiende  hasta abril.

Marcial explicó que los huevos primeramente los incuban en unos termos llenos de arena y con cierta cantidad de agua.

“Los termos deben dejarse expuestos al sol y se debe estar midiendo la temperatura”, explicó.

El proceso de incubación dura 90 días, cuando nacen los trasladan a unas jaulas de cedazo que miden dos y tres metros de largo. Cuando cumplen los seis meses, los llevan a unos encierros mucho más grandes y son liberados cuando alcanzan la edad adulta.

“Se les pone una pana con agua para que ellos los garrobos beban y se bañen, porque también lo hacen”, dijo Umaña.

Una iguana alcanza su madurez sexual a los 16 meses y es adulta a los 36 meses. Según su especie y tamaño, puede depositar entre dos y cuatro docenas de huevos.

“Nosotros, esto lo hacemos por amor, no tenemos ningún patrocinio para todo el gasto que esto conlleva”, indicó Marcial.

...

Notas Relacionadas