Peatón arollado dos veces al intentar cruzar calle

Madre de la víctima también fue trasladada al hospital.

El conductor del bus fue trasladado a una estación policial. HOY/J.Tijerino

El estado de salud de Erick Ocón Picado es reservado. A este hombre de 37 años, ayer a primeras horas del día, dos vehículos lo atropellaron en un sector de la pista La Resistencia, en Managua.

El accidente, investigado por la especialidad de Tránsito del Distrito Uno, ocurrió cuando Ocón se disponía a cruzar la carretera de cuatro carriles.

Versiones preliminares indican que en un primer momento Ocón cruzó los dos carriles hasta llegar a un bulevar. Ahí esperó durante algunos segundos y al reanudar la marcha, un taxi que circulaba en el carril izquierdo, con dirección a los semáforos El Recreo, lo impactó.

El peatón —según una fuente policial— cayó en el carril derecho y luego un bus con más de 25 pasajeros a bordo lo remató. La fuente policial explicó que pese a que la unidad no viajaba a gran velocidad, catapultó a un lado de la carretera al lesionado.

Para fortuna del peatón, aseguró el oficial, las llantas del pesado vehículo no le pasaron encima. No obstante, fue trasladado por la Cruz Roja Nicaragüense al Hospital Antonio Lenín Fonseca, en Managua.

Al cierre de esta nota, Ocón aún permanecía internado y su estado de salud era considerado reservado.

En el accidente también resultó lesionada una pasajera de 50 años, identificada por las autoridades como Martha Rizo.
La señora sufrió una herida en la cabeza al impactar contra un tubo metálico instalado cerca del validador de tarjetas TUC.

Cuando los rescatistas se disponían a retirarse del lugar, les surgió una nueva emergencia. Adilia Picado Flores, la madre del peatón que se disponían a trasladar al hospital, sufrió una crisis nerviosa.

Y lo que sucedió es que un vecino le llegó a informar que su hijo estaba muerto a un lado de la carretera, y al llegar la señora de 82 años a la escena del accidente se soltó a llorar.

Los paramédicos la atendieron por varios minutos, pero al percatarse que la presión no disminuía la trasladaron en una ambulancia.

NO HAY PLACA

Ningún poblador de la zona, ni pasajeros ni el chofer del bus, pudieron apuntar el número de placas del taxi, el cual se dio a la fuga.

...

Notas Relacionadas