Huelga general contra Temer en medio de crisis política

En la mañana, grupos de huelguistas bloquearon los accesos a algunas de las principales ciudades del país con barricadas a las que prendieron fuego.

HOY

La segunda huelga general convocada por los sindicatos contra las reformas económicas impulsadas por el presidente de Brasil, Michel Temer, no paralizó hoy al país, pese a la creciente presión sobre el mandatario tras ser denunciado por corrupción.

Ni el terremoto político desatado desde mayo pasado, ni las polémicas reformas económicas emprendidas por el Ejecutivo consiguieron detener por completo un Brasil que vivió hoy el segundo paro general en dos meses, tras el del 28 de abril.

La negativa de los sindicatos del transporte en Sao Paulo, el estado más poblado e industrializado del país, y Río de Janeiro a participar en el paro fue determinante en el resultado final de la huelga.

Por el contrario, en la capital, Brasilia, la protesta se notó con mayor intensidad, con la paralización del metro y de casi la totalidad de las líneas de autobuses.

Te puede interesar: Maduro se empeña en denunciar que sufrió un intento de golpe

En la mañana, grupos de huelguistas bloquearon los accesos a algunas de las principales ciudades del país con barricadas a las que prendieron fuego.

Más tarde, hubo movilizaciones en las 27 entidades federativas del país para protestar, de manera pacífica, contra el paquete de reformas promovido por el Gobierno, de corte liberal y que incluye un severo ajuste fiscal.

En Sao Paulo, manifestantes quemaron en la Avenida Paulista, en el corazón financiero de la ciudad, un pato gigante, que se ha convertido en el símbolo de la Federación de las Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), la patronal más influyente de Brasil.

Las protestas clamaron por todo el país principalmente contra la reforma de las leyes laborales y del sistema de pensiones.

...

Notas Relacionadas