“Chinegros” de San Juan de Oriente cumplen con centenaria tradición

"Chinegros" de San Juan de Oriente cumplen con centenaria tradición al enfrentarse en duelos como penitencia por San Juan Bautista

Noel Amílcar Gallegos
HOY/ Masaya
“Los chilillazos no duelen porque nosotros los (“chinegros”) sanjuanenses estamos acostumbrados a este tipo de sacrificios, desde que estamos niños ya traemos esto en la sangre, porque es herencia de nuestros antepasados, aquí hasta las mujeres se dan chilillos, es una tradición, como cada pueblo tiene la suya. Con la adrenalina no sentís los chilillazos”, dice el poblador Juan Potosme, de San Juan de Oriente.
Al son de los filarmónicos salen un par de hombres a “lanzarse al ruedo” formado por un improvisado círculo humano que disfruta al ver cómo los “chinegros” se dan cuerazos sin parar al igual que lo hacían sus antepasados hace 401 años.
Esto es parte de las fiestas patronales de San Juan de Oriente, en donde celebran a su santo patrono San Juan Bautista. Este lugar, cuyas festividades concluyen hoy lunes en horas de la tarde, se caracteriza por la abundante quema de pólvora, bandas filarmónicas por todo el municipio, repartidera de comida típicas, robustas enramadas adornadas con flores y frutas, y procesiones que son acompañadas por un mar de gente, que es lo que atrae a centenares de visitantes nacionales y extranjeros por ser una de las fiestas más bullangueras del departamento.
Según la historia de este pueblo, los indígenas ofrecían sacrificios a los que creían sus dioses autoflagelándose, no obstante con la llegada de los españoles estos cambiaron esa costumbre ofreciendo como penitencia a San Juan Bautista de que los azotes fueran entre dos personas de la misma comunidad, al son de pitos y tambores de cuero. Esta particular tradición todavía se mantiene enraizada entre los miembros de la cuna de la cerámica en barro.
Los chilillos son hechos de forma artesanal con el órgano reproductor del toro, que es puesto a secar por varios meses hasta quedar estirado, luego en un extremo se coloca un pedazo de cuero como parte de una garra protectora, quedando flexible para ir a enfrentarse con cualquiera que salga bailando y retando.

...

Notas Relacionadas