Dos artistas nacionales nos comparten su historia paternal

Afirman que dividir su tiempo entre la música y su rol de padres no ha sido nada fácil

La familia Mejía Godoy es muy reconocida en el país por los talentos artísticos que poseen. Foto: Archivo

“Este ‘chavalón’ es el pilar de muchas de las cosas, sueños y valores, más importantes de mi vida. Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en mi ‘Roconolo’ es: ‘Hijito, usted sea usted mismo, siempre, digan lo que digan los demás, sea lo que sea que esperen de usted. Nunca se traicione a usted mismo’”, escribió Augusto Mejía en su cuenta de Facebook a propósito de que hoy se celebra el Día del Padre.

Luis Enrique, cantautor nacional. Foto: Archivo

Las palabras de este integrante de La Cuneta Son Machín están cargadas de cariño hacia su adorado “Roconolo”, a como él mismo llama a su padre don Carlos Mejía Godoy.

“Mi papá ha sido esencial en mi desarrollo personal, aportando a mi vida los valores más importantes que rigen mi día a día. Recuerdo que desde muy niño él siempre intento fomentar en mí la sencillez, la nobleza, el espíritu solidario, el respeto y sobre todo ser consecuente conmigo mismo”, confiesa el joven artista.

La familia Mejía Godoy es muy reconocida en el país por los talentos artísticos que poseen, sin embargo antes de la música hay un pilar fundamental que unió a esta bella familia; el amor paternal de don Carlos Mejía Fajardo, un somoteño de pura cepa.

“Recuerdo a mi padre como ese cantor popular que tocaba la guitarra y marimba que él mismo construía, su nombre artístico era ‘El Trovador Errante’. De él aprendimos a amar la música, nos llenó de valores en aquella histórica casa en Somoto, yo aprendí a tocar la guitarra por mi padre, porque además de ser padre fue un gran amigo”, explica don Luis Enrique Mejía, reconocido cantautor nicaragüense, quien se convirtió en padre por primera vez a los 25 años.

Don Carlos Mejía, reconocido cantautor nacional. Foto: Archivo

Valores, fortaleza, nobleza esa es la mejor herencia que Augusto Mejía reconoce que ha recibido de su padre.
“En un mundo con tantas modas y tantos arquetipos impuestos, creer en uno mismo es esencial, y es ahí donde más valoro y agradezco la educación y el impulso que siempre recibí de mi papá, Carlos Mejía”, afirma Augusto.

...

Notas Relacionadas