Cuide su intimidad

Ventilar detalles de su intimidad sexual podría ser una razón para la separación

HOY
Una cosa es tener confianza con las amistades y otra muy diferente es ventilar detalles íntimos de las relaciones sexuales que tiene con su pareja. ¿Qué le hace? ¿Qué le dice? ¿Cómo lo hace?

Entre amistades es normal confiarse ciertas cosas, pero los límites también existen para nuestra lengua.

¿Sabía usted que cuando revela detalles de su intimidad con otros, está faltando el respeto a su pareja? ¿Sabe que muchas parejas deciden separarse tras descubrir que uno de los dos ventiló su vida amorosa con otros? ¿Será bueno contar todo de su intimidad con otras personas, aunque sean tus amigas/os de toda la vida?

La psicóloga clínica Alba Roni explica que cuando uno de los dos miembros de la pareja empieza a contar todo lo que sucede en su vida sexual con su pareja puede ocurrir por varios factores.

En primer lugar por baja autoestima de la persona, quien busca llamar la atención expresando detalles que nunca deben ser revelados.

Venganza. Asegura la doctora Roni que muchas personas optan por contar detalles de su vida sexual al sentirse desvalorizados por su pareja y con la venganza tratan de lastimar la imagen de la otras persona.

En tercer lugar, la persona siente la necesidad de afirmación o necesita que otra persona sienta pesar, empatía por ella, tras contar sus secretos íntimos.

“Este tipo de conductas puede generar muchísimos conflictos como: desconfianza en la pareja, enojo, frustración o hasta la pérdida de la relación. Tomemos en cuenta que nadie está dispuesto a que su intimidad sea ventilada por otras personas. Cuando esto sucede, la pareja se siente al desnudo delante de los demás”, dice la especialista.

Agresión
Además la psicóloga señala que exponer la intimidad con personas ajenas a la relación no solo es faltar el respeto, también es una agresión que lastima el pudor del ser humano, y es aún más doloroso cuando quien reveló todos los detalles es quien afirma amarnos.

Para algunos, contar detalles de ese tipo no es la gran cosa, más cuando se considera que las amistades no reproducirán esos secretos. Pero para algunos contar lo que sucede en la cama puede significar hasta una traición a la confianza, a las mismas relaciones sexuales, y puede provocar un trauma de por vida.

La persona que haya sido víctima de una exposición de su intimidad como tal, en las siguientes relaciones puede ser que no se abra tanto de nuevo por miedo a caer nuevamente en un abuso como este.

“Para poder librarse de un trauma de exposición de la intimidad es sumamente necesario perdonar, esto no significa que tenga que continuar con esa relación”, dice la psicóloga.

Precisamente al enfrentar un problema como este, la pregunta más importante de todas siempre se ha de hacer: ¿Se termina la relación o damos una segunda oportunidad?

“Cuando una persona lastima la confianza de su pareja habría que ver qué tan grave fue el daño, porque una primera vez puede ser un error, pero si después de una oportunidad, la persona vuelve a hacer lo mismo, entonces esto es difícil de cambiar. Cada persona debe tomar su decisión en función de sus propios límites de lo que puede permitir o no”, dice la especialista, aludiendo que las decisiones son importantes en este tipo de situaciones.

Independientemente de la decisión final, lo más sano siempre es perdonar, seguir adelante sin miedo a vivir una situación como esta. Y para los que se les afloja la lengua es indispensable el cambio. Al final la intimidad sexual es algo que solo concierne a dos.

En busca de consejos

Tanto mujeres como hombres buscan siempre la opinión de una persona ajena a su relación, para que aconseje cuando de relaciones sexuales se trata. A veces se revelan detalles íntimos por problemas sexuales con su esposo/a. Pero si quiere el consejo de alguien más tome en cuenta lo siguiente:

-Procure que sus asuntos privados no salgan de su familia.

-Si necesita desahogarse fuera de la familia, escoja solamente a una o dos personas para hablar sobre sus temas más privados.

-Que el “confidente” que elija le haya demostrado saber guardar un secreto. No se deje llevar por quien más interés demuestre por su vida (que demuestre interés no significa que le importe, puede que solamente le interese el chismorreo).

-Hable con gente mayor que usted o personas que hayan pasado por la misma situación. Solo las personas que han pasado por lo mismo sabrán darle el respeto y consideración que su problema merece.

Para quienes cuentan todo

La doctora Alba Roni señala que para que una persona supere la debilidad de contar toda su vida sexual, primero debe ponerse en el lugar del otro, de su pareja.

”Debe adquirir compromisos emocionales donde el individuo sienta que la intimidad de la pareja es sumamente importante. Además debe buscar resentimientos que no ha soltado del pasado, para perdonarlos, ya que estos hacen que le pase factura a su relación actual. Si no está enamorado, comprometido y feliz en la relación que se encuentra es mejor terminarla y no lastimar a una persona contando sus intimidades”, expresa Roni.

Recuerde que contando la intimidad de la pareja no solamente lastimamos a esa persona, sino que nos exponemos nosotros mismos, los demás nos ven como personas de poco fiar, destructivas y con muy poco valor.

...

Notas Relacionadas