Fuerza, sacrificio y empeño

Para los acarreadores del Oriental todos los días son de trabajo

HOY

Imaginar a una persona caminar más de tres cuadras con una carga mayor a 100 libras sobre la cabeza, es muy doloroso. Peor, si esa repite la acción más de 10 veces durante un día.

Aunque para algunas personas, esto pueda significar una tarea muy dificultosa y triste, en el mercado Oriental representa una forma de ganarse el pan de cada día.

Isaías García Aguilar, quien trabaja como acarreador en este popular centro de compras, refiere que para ayudar a los clientes o comerciantes con sus pesadas cargas, se debe de tener mucho valor.

“Esto no es para cualquiera, aquí te das cuenta que el dinero se gana con sudor, fuerza, y mucha valentía, pues al principio no es nada fácil agarrar un canasto full de frutas, subirlo hasta el hombro o la cabeza, y caminar las cuadras que sean necesarias para ganarte 50 córdobas”, comenta.

Los grupos de acarreadores se mantienen más en los sectores del Gancho de Caminos y El novillo, donde hay más “pesca” de clientes. HOY/FOTO: Carlos Valle

García alega que aunque para muchos sea algo normal ver a tantas personas realizando este trabajo, casi nadie se imagina, las consecuencias que podría tener.

“Durante dos años pase en este “pegue”, pero no pude aguantar más, los dolores que tenía sobre mi espalda no me dejaban continuar, el doctor que indicó que debía parar, o me iba arrepentir, como necesito ganar dinero me modernicé, ahora lo hago, pero con una carretilla”, manifiesta Antonio Salazar, acarreador.

Salazar dice que como él, muchos han tenido que hacer lo mismo.

“El alquiler de la carretilla nos cuesta 30 córdobas la vuelta, nosotros cobramos al cliente en dependencia del peso de la mercadería y de la distancia, podemos cobrar entre 80 y 160 córdobas, ganamos un poco más, pues antes solo podíamos con un canasto , el cual jamás pasaba de 50 pesos”, señala Salazar.

“Alquilo carretillas y carretones desde hace muchos años, pero mis clientes han aumentado, el cuerpo de muchos ya nos les permite andar sobre su cabeza las cargas, pero como necesitan ganar, buscan está forma”.
Mirna Salina, COMERCIANTE
Mirna Salina, COMERCIANTE

...

Notas Relacionadas