Reflexión cristiana para este jueves: Hoy buscaré ser feliz

Hoy no miraré hacia atrás ni para coger impulso, llevaré puesta mi mejor sonrisa y oraré todas las veces posible. Solamente emplearé mi tiempo en ser feliz.

Una persona feliz lleva una vida saludable. HOY/Thinkstockphotos.com

Una persona feliz lleva una vida saludable. HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

Hoy buscaré ser feliz… ¿por qué? Cuando me pongo a ver las noticias o a escucharlas o a leerlas termino con tristeza a veces, impotencia en otras, frustración en muchas.

Sé que en gran parte tienen un mensaje subliminal que se encarga de decirnos muy bajito que en muchísimos países están peor que nosotros. Además, como llevamos una racha mundial malísima, con terremotos, tsunamis, cambio climático, ISIS, revueltas, guerras, sublevaciones, etc., pues cada día es peor que el anterior, y cualquier problema específicamente nuestro, parece una tontería frente a esas desgracias mundiales.

Voy a buscar programas que me den pensamientos y motivaciones, pues sé que las noticias y lo que sucede es algo sobre lo que yo no tengo ningún poder. Yo no he participado en que esas circunstancias sucedan, y no puedo evitarlo de ninguna manera.

Voy a centrarme en desear y pensar en algo concreto que yo necesite, desee o que simplemente me gustaría poseer, ya que dicen que nuestros pensamientos crean nuestra vida.

Para vivir positivamente para lograr en gran parte lo que quiero he de desearlo con todas mis fuerzas y ponerlas en manos de Dios para que en todo y en mi vida se haga su santa voluntad, pues por mi parte pondré en entusiasmo, motivación, entrega, deseo, por otra pediré al Espíritu Santo me conceda guía, consejo, entendimiento y sabiduría

Es importante tener en cuenta que no todo sale a como quisiera y que todos tenemos malas rachas, cuando viene un problema, enfermedad, dificultades económicas todo se junta y ese es el momento de pedir al Espíritu Santo fortaleza, paciencia, mansedumbre.

Con mis dones, cualidades y talentos, con mi deseos de hacer lo mejor posible mi trabajo, mis compromisos, mis relaciones, sé que puedo hacerlo cada día mejor. Tengo la oportunidad de hablar positivamente de todo lo que me toca vivir, dando más importancia a tantas cosas lindas positivas

Hablamos solamente de cosas felices que nos han sucedido a nosotros, o a otras personas, y digo: ¡Esto tan bueno, también me va a pasar a mí!

Buscaré hablar solo de las cosas que van mejorando, y las que no van tan bien, diré que están en camino… Considero tener una gran fuerza mental que tengo que aprender a utilizar, porque cada día veo que está muy relacionado lo que pienso y lo que siento con lo que vivo.

Voy a comprometerme a que las personas con las que hoy me encuentre, reciban mensajes de fe, esperanza y caridad, y que cuando me encuentre con personas negativas o que siempre cuentan negatividades les invitaré a invocar al Espíritu Santo para que nos toque, nos llene y nos sane.

Buscaré en cada uno de los que me cruce el lado bueno, noble y hermoso, alegrándome por ello. Quiero ver lo bueno y positivo que vea en mis hermanos y hablar solo lo positivo.

Hoy no miraré hacia atrás ni para coger impulso, llevaré puesta mi mejor sonrisa y oraré todas las veces posible. Solamente emplearé mi tiempo y esfuerzo en ser feliz. Te invito a hacerlo conmigo.

¡Dios te bendiga!

...

Notas Relacionadas