Atacó a supuesto rival de amor en Santa Elena

Le propinó una cuchillada en la espalda y hasta dañó el tapizado de la moto.

El sospechoso Elí Espinal junto a su abogada. HOY/J.Tijerino

El próximo mes arranca el juicio contra un hombre de 29 años que atacó al presunto amante de su pareja. El hecho, que para fortuna de la víctima no culminó en tragedia, ocurrió en un sector del barrio Santa Elena, ubicado frente al Aeropuerto Augusto César Sandino, en la Panamericana Norte.

La acusación del Ministerio Público contra Elí Espinal Sáenz precisa que la noche del 5 de noviembre de 2016 la víctima de apellido Galo, salió del interior de una propiedad donde habita una joven a quien visitaba.

Supuestamente el afectado se despidió y se dirigía a su vivienda en una motocicleta cuando le interceptó el paso Espinal Sáenz.

De acuerdo con la Fiscalía, el acusado le gritó que si no sabía que esa (joven a quien visitaba) era su mujer. Seguidamente sacó un cuchillo y le lanzó una cuchillada al motociclista, a quien hirió en la espalda.

La víctima cayó al suelo y se logró arrastrar hasta el portón principal del inmueble que recién había visitado. Una señora de apellido Martínez, familiar de la joven a quien el perjudicado visitaba, tomó un tubo plástico y enfrentó al acusado, quien se retiró del sitio.

No obstante, antes de hacerlo tomó su cuchillo y dañó el tapizado de la motocicleta de su víctima.

LAS PRUEBAS

Para demostrar la supuesta culpabilidad del procesado, la Fiscalía ofreció para el juicio las declaraciones de varios testigos del hecho.

Asimismo presentó el dictamen emitido por el Instituto de Medicina Legal (IML) que confirma las lesiones a la víctima.

Los daños que sufrió la motocicleta así como el acta de detención del sospechoso también son parte de las pruebas.

EN PRISIÓN

El juez Henry Morales, del Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencias, remitió la causa a juicio oral y público y estableció como fecha tentativa el próximo 3 de julio.

El imputado seguirá enfrentando el proceso en prisión preventiva.

No planificado

En su intervención la defensa de Elí Espinal Sáenz pidió al juez Henry Morales que le otorgara el beneficio de arresto domiciliar argumentando que trabaja y no tiene antecedentes penales.

Pidió también que rechazara las pruebas que ofreció para el juicio la Fiscalía.

La defensa argumentó que eran insuficientes y contradictorias.Pero el juez rechazó sus solicitudes.

La abogada defensora dijo que el ataque no había sido planificado, sino que fue algo que surgió en el momento.

...

Notas Relacionadas