Luis Fonsi revela que vivió bullying y discriminación

En una entrevista íntima Luis Fonsi confesó el calvario que experimentó cuando era niño

Fonsi

FOTO: HOY/ Tomada de Internet

HOY/Puerto Rico

Antes de saborear la fama con éxitos como “No me doy por vencido” y “Despacito”, el cantante puertorriqueño Luis Fonsi tuvo que sobreponerse al bullying por su raza, esto apenas siendo un niño.

En una entrevista con el diario Clarín de Argentina, el boricua reveló que “fue un período de transición oscura para un niño de 11 años”, gracias a la mudanza de Puerto Rico a Orlando.

Aprender un nuevo idioma, una escuela en inglés, adaptarse a un sistema educativo distinto. Viví ‘bullying’, discriminación, racismo. Todo. Y lo atravesé”, confesó el artista, quien dijo “madurar más rápido y enfocarme más en la música y los deportes, mis dos pasiones”.

Sobre su época de estudiante, Luis Fonsi contó que “en la escuela había grupitos”, por lo que él se iba “siempre con los músicos. Cantaba y empezaron a conocerme ya como Fonsi el que canta”, explicando que la música le dio un piso firme para decir “voy a salir a flote”.

Fonsi
FOTO: HOY/ Tomada de Internet

Despertar exitoso

La historia de Fonsi es la de un “beisbolista frustrado” que creció al ritmo de Juan Luis Guerra, Camilo Sesto y José José y un día abandonó el bate por la guitarra.

Durante 20 años Luis Alfonso Rodríguez López Cepero vivió a la sombra de su compatriota Ricky Martin.

Hasta que una mañana se levantó obsesionado con cuatro sílabas. Grabó la idea en su celular, le mandó un email a Daddy Yankee y los planetas se alinearon. Y explotaron con “Despacito”, coautoría de la panameña Erika Ender.

Tema que fue escrito hace dos años y ahora es casi una leyenda.

Después de todo el éxito de “Despacito”, Luis Fonsi aseguró al diario argentino que no se siente una persona diferente, “ni que me tengan que tratar diferente. Sí tengo que cuidar los detalles, pero no salgo a la calle diciendo ‘soy el cantante de Despacito’. Tengo claro quién soy y quién no. Tengo los pies muy sobre la tierra. Y todo lo que hice, lo hice a base de estudio”.

Mientras tanto auguró que seguirá haciendo buena música. “Con toda humildad: creo que tengo el disco más importante de mi carrera ya grabado. Y por delante la gira más importante. El silencio ahora mismo no está en mis planes. Un poco de descanso no vendría mal. Pero todavía falta mucho”, dijo durante la entrevista.

En crecimiento

El puertorriqueño fue criado en Miami. Tiene 39 años, dos hijos y nueve discos.

Sin embargo admite que le falta crecer, aprender y las mejores canciones están por escribirse.

Al final del día todo se simplifica a una buena canción. Cuando hay una buena canción, no hay explicación. Papá Dios puso la mano sobre ella y todo se dio como se tenía que dar. Una buena canción mueve montañas”, finalizó.

...

Notas Relacionadas