Los niños de Sonja

Pequeños reciben reforzamiento escolar en varias materias y el centro es una iniciativa de Sonja Cristensen

Sonja, niños, reforzamiento, escolar, ayuda, centro, Granada

HOY/ Granada

El calor humano y la solidaridad se perciben al visitar el centro social Los Niños de Sonja, ubicado en el reparto El Rosario, al sur de la ciudad de Granada.

En este lugar la prioridad es la educación, recreación y bienestar de los niños y niñas que atiende el programa educativo de reforzamiento escolar.

La creadora y patrocinadora de este proyecto social es la señora Sonja Cristensen, originaria de Dinamarca, quien tuvo la iniciativa de apoyar a la niñez granadina, que por razones económicas sus padres no pueden atender las necesidades básicas para su formación integral.

Las clases de computación forman parte del programa de estudio y recreación de los niños y niñas. HOY/LUCIA VARGAS

Sonja, quien tiene negocios turísticos en Granada, también inauguró una fábrica de zapatos en el barrio El Rosario. Se identificó con este sector porque vio la necesidad de brindar ayuda a los infantes.

Altruismo
Aunque Sonja Cristensen no permanece en Nicaragua parte del año, garantiza un equipo profesional y con gran deseo de trabajar por los niños en su formación. Durante el año escolar, el centro recibe la visita de cuatro voluntarias que llevan dinámicas educativas y sobre todo clases de Inglés a los muchachitos. Los padres de familia también reciben atención sicológica y se reúnen con Sonja, unas dos veces al año, para conocer sus inquietudes y necesidades. Los niños que estudian de tarde asisten al centro de 8:00 a 11:00 de la mañana, y los que estudian de mañana llegan de 1:30 a 4:30 de la tarde.

Asistencia

Los niños y niñas del barrio asisten a este centro de lunes a viernes en horarios matutinos y vespertinos, donde además reciben una merienda nutritiva para su crecimiento, material escolar y ellos solo deben ser puntuales en sus entradas, asistir diariamente, respetar a sus compañeros y maestros y participar.

“El centro abrió sus puertas en marzo del año 2015, luego de observar las necesidades de atención que tenía la niñez del barrio”, dijo Elizabeth Ferrey, directora del proyecto social.

Explicó que atienden 60 niños cuyas edades oscilan entre los 6 y 14 años, en dos turnos. Entre los grandes problemas que encontraron están: el bajo rendimiento escolar, baja autoestima, problemas de disciplina, entre otros.

HOY / Lucia Vargas

“Las madres se van a trabajar y los niños quedan en algunos casos bajo el cuido de familiares adultos mayores, y otros, en la calle sin tutela de nadie. Por eso se abre este local para apoyar y dar un seguimiento a estos niños. El objetivo es que aprendan jugando”, refirió Ferrey.

Las clases

La tarde que llegó el Periódico HOY, los grupos de niños estaban recibiendo clase de Matemática, Español, Manualidades, Computación y Danza. Varios maestros revisaban sus tareas escolares a otros niños y reforzaban la explicación en donde no entendían.

Según explicó Elizabeth, los niños también reciben clases de Inglés y atención sicológica.

...

Notas Relacionadas